Vuelacercas: La Serie Mundial 2018 de pronosticó reservado

Compartir en redes

Por Salvador Cosío Gaona //

Se augura una muy reñida contienda entre los campeones de las dos Grandes Ligas buscando la corona de la edición 2018 de La Serie Mundial del Rey de los deportes, el evento también conocido como ‘El Clásico de Otoño’ en que se enfrentan los jerarcas de La Liga Americana y de La Liga Nacional.

Cómo es sabido, en una fragorosa contienda los Medias Rojas de Boston se coronaron campeones de la Liga Americana tras ganar por cuatro juegos a uno a los Astros de Houston la serie por la corona y con ello el derecho a disputar la Serie Mundial.

Lamentamos no hayan logrado llegar a la Serie Mundial los aguerridos houstonianos y con ellos el lanzador mexicano José Roberto Osuna Quintero, cerrador titular de los texanos sureños, al quedarse su escuadra sin la posibilidad del anhelo por repetir como campeones de la Americana y de la Serie Mundial, recordando que el año pasado se coronaron superando a Indios de Cleveland en la justa por el gallardete del nuevo circuito y dejando en el camino a Los Dodgers de Los Ángeles que habiendo obtenido en 2017 el trofeo de jerarcas de la Nacional llegaron como favoritos a la pugna deportiva por el alto honor en el clásico otoñal pero cayeron en siete juegos perdiendo el último en su estadio.

Y fue así como Roberto Osuna quedó sin poder cumplir el sueño de todo joven pelotero que tras lograr debutar y consolidarse en equipos de Grandes Ligas aspira a jugar en la Serie Mundial, debiendo recordar que el joven serpentinero relevista sinaloense lució en la primera etapa de los Playoffs, más en la serie final por la corona del nuevo circuito sufrió una mala actuación en el tercer cotejo, pero se sacó la espina ante su afición que colmó el estadio Minute Maid de Houston ya que en el último juego entre finalistas por el título de la moderna liga el joven pero ya experimentado cerrador lució poderoso al sacar limpias las últimas tres entradas, mas eso no impidió la derrota para su equipo ante los patirrojos que así se coronaron campeones del moderno circuito y enfrentarán a los californianos Dodgers que en forma reñida alcanzaron la supremacía en la anciana liga.

La serie por el campeonato de la Liga Americana concluyó en solo cinco cotejos y por más que no dejó de haber muy buena calidad de béisbol y sabrosa competencia en cada juego, no se cumplió el augurio en cuanto se pensaba sería un serial bastante más reñido al estarse enfrentando no solo los dos mejores escuadrones de la moderna liga sino también los mejores dos equipos de ambas grandes ligas en razón de sus resultados obtenidos tanto en la agenda ordinaria del torneo 2018 como de la postemporada, siendo además que al final del calendario regular de la campaña se vio más sólido a Houston que a Boston con el ingrediente de haberle ganado varios significativos encuentros los texanos a los de Massachusetts.

Como se sabe, a diferencia de lo ocurrido en La Americana, en que la resolución fue cargada hacia Boston y que finalmente se impuso en forma contundente, en cuanto a la Liga Nacional la decisión inherente al equipo campeón se resolvió hasta el último juego posible, ya que Cerveceros de Milwaukee y Dodgers de Los Ángeles llegaron al séptimo encuentro empatados, tras cada escuadra ganar un evento de los dos iniciales desahogados en el Coors Field en la urbe cervecera de Wisconsin, en tanto en el estadio de la avenida Vin Scully en la loma de Chávez Ravine los californianos locales lograron dos triunfos ante una sola victoria de la tropa de Milwaukee, yéndose a la casa de los Cerveceros con ventaja de 3 juegos a 2 más sacando la casta los de casa en el Coors Field para que en último cotejo se impusieran los californianos logrando desfondar el sueño de los muchachos comandados por Craig Counsell que buscaban llegar por segunda vez a la Serie Mundial, tras haber tenido en este 2018 mejor desempeño que Dodgers en la campaña ordinaria y la postemporada. En las filas de Milwaukee estuvo en gran parte de la campaña regular y en los playoffs el experimentado pitcher relevista Joakim Augustine Soria quien en general cumplió.

Los Dodgers de Los Ángeles han ganado el banderín de la Liga Nacional en 23 ocasiones en tanto Los Medías Rojas de Boston han sido campeones de la Liga Americana 14 veces, la única ocasión que Dodgers (que aún jugaban en el estadio de Brocklyn, Nueva York con el nombre de Robins) y Medias Rojas se han enfrentado luchando por la supremacía en Serie Mundial fue en 1916 y en esa ocasión Boston se coronó en cinco juegos.

MEXICANOS CON BOSTON Y DODGERS

Hay dos peloteros mexicanos que han vestido la casaca de ambos equipos : Él serpentinero Dennys Reyes y el infielder Adrián ‘El Titán’ González Sabín, además de ellos, destacan con esa característica peloteros de diversa nacionalidad como Bill Buckner, Pedro Martínez, Manny Ramírez y el timonel actual de Dodgers Dave Roberts.

En esta edición 2018 del Clásico de Otoño, salvo que algo imprevisto suceda tendrá participación con Dodgers el joven serpentinero mexicano Julio César Urías Acosta y aún cabe la posibilidad de que Medias Rojas de Boston le dé oportunidad al lanzador sonorense Héctor Velázquez Aguilar, ya que aunque está en el roster de 40 peloteros de los patirrojos no fue convocado por el manager Alex Cora a integrar el listado de 25 beisbolistas para jugar en las series divisional y del campeonato de Liga Americana. El favorito por su mejor desempeño en el calendario ordinario y la postemporada es Boston más el preferido por la mayoría de aficionados mexicanos es Los Ángeles.

CHARROS, BUEN PASO

Para satisfacción de la afición que sigue y apoya a Los Charros de Jalisco, nuestro equipo local en la Liga Mexicana del Pacífico (LMP), el conjunto albiazul jalisciense obtuvo buenos resultados en la serie que sostuvo entre el viernes 19 y el pasado domingo 21 del mes en curso ante Los Cañeros de Los Mochis allá en la casa de los ‘verdes por siempre’ el estadio Emilio Ibarra Almada al ganarles primero y tercer cotejos perdiendo el segundo del serial, siendo con ello que los campiranos albicelestes de Jalisco se metieron de lleno a las alturas de la tabla de posiciones empatados en cuanto a juegos ganados y perdidos con Venados de Mazatlán y Tomateros de Culiacán.

Hay que advertir que los caporales han venido mejorando bastante y a la defensiva son mínimas las pifias cometidas, bateando más y con mejor oportunidad, además de lucir mejoría sustancial en el desempeño de los serpentineros, con algunas excepciones como Jared Lakind y Orlando Lara, además que es claro deben aún mejorar Joe Colón y Vince Molesky, que han tenido actuaciones con altibajos al igual que otros lanzadores como Luis de la O y Manuel Flores pero sin dejar de señalar que la novena se ve cada día más sólida en su desempeño, a la espera, además, del próximo arribo de los lanzadores Felipe González y Marco Antonio Tovar, el brillante guardián de la tercera base y buen bateador Agustín Murillo Pineda y el jardinero también poderoso toletero Yadir Drake y ello seguramente generará mejores resultados.

Es esperable traigan al menos dos triunfos de la serie ante Yaquis de Ciudad Obregón a jugarse del 22 al 25 del mes en curso y regresen a casa como máquina beisbolera muy afinada a enfrentar con éxito entre el 26 y el 28 de este octubre a Águilas de Mexicali.

La afición está ya contenta y quedó lejos la intranquilidad motivada por las dos derrotas consecutivas al inicio del torneo ahora lo importante será mantener un buen ritmo para cumplir el ideal de culminar la primera vuelta del certamen al menos en segundo lugar del standing a efecto de asegurar tempranamente la calificación a postemporada.

Twitter: @salvadorcosio1

E-mail: opinión.salcosga@hotmail.com

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*