Yankees vs Boston por el honor

Compartir en redes

Por: Efren Núñez Jurado //

Un capítulo más de uno de los clásicos deportivos más seguidos por todo el mundo dará inicio para gran fortuna de los aficionados al Deporte Rey. Los gladiadores están listos para empuñar sus bats y hacerle daño al rival con carreras, tomar sus guantes para defender sus colores hasta la última jugada y sobre todo tratar de ganar para hacer rugir la arena y cubrirse de gloria alzándose con la victoria. Grandes momentos, grandes historias, grandes batallas entre estos dos equipos tradicionales en el Rey De Los Deportes.

Por un lado los Medias Rojas Boston que rompieron el récord de la franquicia llegando al mágico número de 108 juegos ganados, comandados por el manager Alex Cora quien realizó una gran labor con este equipo poniéndole ese sabor latino e implementando su forma de dirigir agresivamente para jugar pelota.

Por el otro lado lo Bombarderos Del Bronx Yankees De Nueva York que hoy por hoy cuentan con siete juegos consecutivos ganados en casa dentro de la postemporada. Los Yankees son dirigidos por el manager Aaron Boone alcanzando la cifra de triples dígitos para su causa con 100 juegos ganados esta temporada.

Dos managers novatos que sin duda alguna rompieron con las expectativas y guiaron a sus equipos camino a Playoffs se van a enfrentar cara a cara en una serie que levanta muchas pasiones por todo el Mundo, choque de trenes en Octubre la época del año donde el Beisbol se juega en su máxima expresión.

La mesa está servida y como platillo principal en el menú es la gran rivalidad entre Yankees y Boston, dos equipos llenos de historia y tradición, la mayoría de nosotros recordamos batallas épicas entre estas dos novenas, cómo olvidar el año 2003 con Pedro “El Grande” Martínez recibía con aquel famoso pelotazo al jugador mexicano Karim Garcia donde se calentaron los ánimos y se activó la bomba que dos entradas más tarde explotaría cuando “El Cohete” Roger Clemens hiciera lo mismo con Manny Ramírez y esto ocasionaría que se vaciaran las casetas provocando una de las peleas más memorables dentro del Deporte. Ese año el equipo del Bronx se alzaría con el título de la Liga Americana con Aaron Boone conectándole cuadrangular al lanzador Tim Wakefield en la parte baja de la onceava entrada para dejar a su acérrimo rival tendido en el terreno de juego.

Cómo olvidar a todo el Fenway Park abucheando al tercera base del equipo de Yankees Alex Rodríguez gritándole con un odio deportivo que ensordecería a cualquiera, aquella pelea entre Jason Varitek y Alex Rodríguez después de un pelotazo del lanzador de Boston Bronson Arroyo hacía la humanidad de Rodríguez.

Cómo olvidar aquella maldición del Gran Bambino Babe Ruth al momento de ser traspasado a los Yankees, 86 años duró la sequía de los Medias Rojas hasta que se volvieron a coronar en el 2004 enfrentando a los Cardenales De San Louis.

Cómo olvidar aquel 2004 el tobillo sangrado de Schilling una imagen que le dio la vuelta al mundo por su valentía a la hora de lanzar y aquel rostro desencajado del pitcher al momento de ir a sentarse a la caseta entre entrada y entrada, cómo olvidar aquel robo de base del ahora manager de Los Dodgers De Los Ángeles Dave Roberts quien fue enviado por Terry Francona a estafarse la segunda base a pesar que estaba en la receptoria Jorge Posada, cómo olvidar al Big Papi David Ortiz sacudiendo por completo los ofrecimientos de Mariano Rivera en aquel cuarto juego para mantener con vida a su equipo después de estar abajo con un 0-3, cómo olvidar aquella remontada la más grande en el ámbito deportivo de aquel equipo de barbones y desaliñados bostonianos derrotando a la perfección y confección de Nueva York.

Por esto y muchas cosas más abroche su cinturón y sienta esa adrenalina correr por su cuerpo disfrute del mejor Beisbol Del Mundo amigo aficionado desde aquel 2004 que no se ven las caras en postemporada y hoy este 2019 se escribirá una nueva historia de la cual usted va a formar parte Yankees vs Boston por la Gloria, por el honor, por el orgullo, por el respeto, por sus colores, simplemente por amor al beisbol.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*