PASANDO LA BOLA: RÉCORD VIGENTE – ¡NO HAY EMPATES! – DE LLAMAR LA ATENCIÓN

Por Eduardo B. Almada //

Los Indios vieron su magnífica racha interrumpida en 22-0, quedando oficialmente como el record de la Liga Americana. Así pataleen, griten, rujan, desgarren sus prendas quienes reclaman que debe ser el máximo, superando a los Gigantes de 1916 por un empate.

Entre las grandes y magnas sorpresas del rol 2017 en Grandes Ligas, ninguna es mayor que la cadena de los Indios. Nadie en su sano juicio, o sin él, lo pronosticó o ni siquiera lo imaginó. La marca anterior de Oakland (20-0), se dijo en su momento que duraría décadas y solo fueron necesarios 15 años para dejarla atrás. Entre los detalles sería lamentable que se perdiera el apoyo de algunos de aquellos Atléticos, como Eric Chávez, quien teniendo relación con el popular, Terry Francona, la siguió a diario deseando que fuese mejor. Al mismo tiempo, Elias Sports Bureau que es compilador oficial de records de Liga Mayores, sin estar sujeto a discusión ha confirmado que el 26-0 de los Gigantes de 1916 es el record de victorias consecutivas. El empate no es un registro oficial, lo cual vale la pena aclarar.

Aquellos pupilos del “Pequeño Napoléon”, John McGraw terminaron con registro de 85-66, en 4to. lugar. Cierto es que en dicha seguidilla, el 18 de Septiembre luego de ganar el 1ro. de la doble jornada 2-0 mejorando la cadena a 12-0, un duelazo entre Burleigh Grimes, quien era novato de los Piratas y después de 19 años de ligamayorista se convertiría en inmortal, ante el derecho, Pol Perrit quien cerró la campaña como el mejor abridor del club (18-11, .621, 2.62 en 251 IPs), fue suspendido al concluir la 8va. Ya llovía cuando finalmente Pittsburg logró empatar a 1 en la parte alta gracias a sencillo de Honus Wagner timbrando Max Carey, ambos futuros miembros del Salón de la Fama. Los locales gozaban de la delantera desde 5to. rollo por HR del jardinero central. Benny Kauff. El ampayer principal, Bill Klem, otro inmortal en puerta, no tuvo mas opción que esperar que la lluvia amainara. Cuando pasó era imposible continuar por falta de luz. Según las reglas de ese tiempo, modificadas en 2007 de no errar, la suspensión se programaba al día siguiente como doble cartelera o fecha mas conveniente. El juego iniciaba desde el principio aunque las estadísticas individuales se agregaban a existentes. O sea salvo un ganador y derrotado, lo demás valía. Así jugaron los Gigantes el 19 su 3er. doble partido en 4 días y 4to. en 7, principalmente provocado por el dios Tlaloc. El hilván invicto continuó hasta el 30 de Septiembre donde los Bravos de Boston, a quienes blanquearon en el 1ro. de otra doble jornada, 4-0, fueron sus verdugos en el 2do., 8-3. El 26-0 quedaba para la historia.

Hace un par de años leímos que se habían jugado 1,128 empates en la historia de Grandes Ligas. Conste, es diferente a “registrado”, pues realmente existiendo los datos, no son juegos oficiales sino solamente las estadísticas individuales del mismo. Mas claro, los hits, pases, ponches, carreras, turnos al bat, innings lanzados, etc. se incluyen en números de cada participante, quedando sin victoria ni revés. En otras palabras, no cortan rachas ganadoras ni perdedoras. En 1898 hubo 24 empates en la Liga Nacional que era la única de Ligas Mayores. El record de la Americana y la desaparecida American Association son 19. No aparecen como records de los equipos que los vivieron, aunque si están en la cronología de su programación en los años referentes. Nuestra intención no es provocar una discusión, aunque de seguro sucederá, sino aclarar porqué oficialmente quedan las cosas como anteriormente establecido. Que afecte gustos de propios y extraños, es como cantar bolas y strikes. ¡Aléguele al ampáyer!, sin lograr que cambie la decisión. Al margen, ni la LMB, ni LMP compila empates, ¿o si?

Sea en el Chinal, Rumorosa o Cucamonga, un pitcher que registra 12-1 en cualquier circuito profesional del deporte rey, vale la pena probarlo. Así es como los Mayos han contratado a Tyler Kane (12-1, 25 Js, 15 JIs). Solo un par de rivales sumaron 13. El derecho de Seattle y otrora escogido por los Marlins (2013, ronda 38), no parece tener futuro en Grandes Ligas por su estilo basado en el control. Con 3.34 quedó en 13er. lugar de efectividad y su clave será como se adapte al ampáyer principal en turno por ser clásico de “las esquinas”. Ponchó a 64 vs 28 BBs, para gran relación de casi 3 x 1 (2.9); pero en 102.1 IPs. Máximo de la liga fue Tyler Alexander: 167 vs 51 en 148 IPs… MUCHAS GRACIAS

E-mail: edalmada88@gmail.com

Twitter: @toquesdebola