¡Siguen las curvas!

Alberto Cardenas

Saludos a mis siempre fieles siete lectores.

Y seguimos con esas curvas que tanto has pedido estimado lector…

image1-2

Vaya postura para lanzar…!!!

Solo de verla me dejo ponchar…

Lanzamiento Eephus: Un lanzamiento Eephus es un picheo también clasificado dentro de los cambios de velocidad. Su invención se atribuye a Rip Sewell de los Piratas de Pittsburgh en la década de 1940.

image2-2

El Eephus se lanza como un globito hacia home, caracterizándose por una inusual trayectoria de arco y una velocidad de entre 40 y las 55 millas por hora, muy lenta comparada con las tradicionales 70 a 100 millas por hora utilizadas regularmente. Se considera más como un truco que sorprende y toma al bateador fuera de guardia ya que pareciera ir en cámara lenta.

Gyroball: Se trata de un lanzamiento utilizado principalmente en simulaciones de prácticas. Fue diseñado inicialmente por el científico japonés Ryutaro Himeno, convirtiéndose más tarde en una técnica específica de campos de instrucción de bateo. La técnica para lanzar el Gyroball se basa en un giro del brazo de pitcheo y no en la muñeca; se lanza de manera que, en el punto de liberación en lugar de girar hacia el interior el brazo, el lanzador gira su brazo para que se mueva lejos de su cuerpo, hacia la tercera base para un lanzador diestro y hacia la primera base para un lanzador zurdo. Este método inusual de lanzamiento crea un giro como el de una bala, muy parecido a la forma en que se lanza una pelota de fútbol americano.

image3

Knuckleball (Bola de nudillos): Como su nombre lo indica es un pitcheo que se sujeta con los nudillos de la mano. Se trata de un lanzamiento complejo y que deja muy mal parado al bateador del equipo rival, pero también pone en predicamentos al receptor del mismo club del serpentinero (sí amigo, así se le llama al pitcher o lanzador, y no por lanzar serpentinas de fiesta)…

Los movimientos del pitcher (posición, postura, para lanzar hacia home desde la lomita) o _windup (en inglés) al ejecutar la bola de nudillos son menos notorios en comparación a cuando se lanzan otros envíos como la recta o la propia curva, que requieren un mayor impulso corporal hacia el home. Incluso, se puede decir que el windup de algunos nudillistas es inexistente.

Bateadores y serpentineros coinciden en señalar que el envío de nudillos pone a «flotar» la pelota, la cual llega «bostezando» al home ante la impaciencia del bateador, quien espera el momento de hacer el swing, mientras el cátcher se prepara en su posición para controlar su efecto y poder sostener la bola en la mascota. Así se le llama también a la manopla o guante que utiliza el cátcher, no se trata de ningún animalito de compañía querido lector…

Algunos especialistas de este lanzamiento son excelentes ponchadores, pero otros no se distinguen por ello, puesto que la velocidad no es precisamente la clave de la Knuckleball. Tampoco el factor sorpresa está vinculado con el éxito de un serpentinero que utilice como arma principal la bola de nudillos, porque estos pitchers se apoyan casi en su totalidad en ella y es fácil identificar cuando un pitcher se prepara para lanzar la Knuckleball por los movimientos que realiza, parece más un pitcher de softbol que de beisbol. En muchos casos podrás observar al lanzador desde el montículo totalmente de frente al home antes de ejecutar el envío con mucha lentitud.

Más allá de un rápido windup, la importancia de este lanzamiento radica en la firmeza con la cual se sujeta la pelota con la punta de los dedos o los nudillos, la esférica debe ser presionada hacia el centro, justo en la cara de la bola que da hacia el home. El movimiento del brazo podemos decir que es normal.image5-2

Palmball: Este es básicamente un cambio de velocidad. Su agarre es, como su nombre lo dice, la bola hasta el fondo tocando la palma de tu mano y envolviéndola con tus dedos para ser lanzada hacia la caja de bateo.

Y hasta aquí los tipos de lanzamientos.

Los **«PINGOS»

(Anécdota enviada por Miguel Ángel Torres Campos)

Como cada año, desde que acudíamos en la década de los 80 al vetusto Parque Delta de la colonia Narvarte en el que disfrutamos aquel mítico equipo de Benjamín «Cananea» Reyes, seguimos con la tradición de asistir al juego inaugural de los Diablos Rojos del México.

Solo que este juego es diferente, el ambiente es extraño, algo no está bien.

A ver, revisamos: tomamos el mismo camino hacia el oriente de la ciudad. Ah detalle, ahora no vamos al Foro Sol, ahora nos dirigimos al estadio Fray Nano, la nueva casa de los Diablos… al menos durante un año y medio.

El ambiente es festivo, de incertidumbre: ¿Cómo quedaría el estadio? ¿Se trajeron los tacos de cochinita? ¿Cómo responderán los chavos en su segunda temporada?

Todo esto se disipa cuando entramos al estadio, un estadio cómodo, que nos trae sentimientos encontrados, hay un olor a nuevo que se mezcla con tradición, con la grandeza del equipo más ganador de campeonatos en cualquier deporte profesional.

Vemos en el campo las fotos de las grandes glorias de los diablos, Salomé Barojas, El Almirante Nelson Vargas y otros más que han dado brillo a la franela escarlata, la directiva encabezada por el visionario Alfredo Harp y su mancuerna Roberto Mansur….por fin el ansiado grito de play ball.

Por cierto… si se trajeron los tacos de cochinita… uff, por fin un estadio de beisbol que la ciudad de México necesitaba.

  1. La participación se transcribe integra y sin modificaciones por respeto al lector.

image8

Ubicación y Vista nocturna del Estadio Fray Nano (casa de los Diablos Rojos)

Observo que a cada publicación aumenta el número de participaciones… y tú, ¿qué opinas?, recuerden que son sus comentarios e inquietudes los que nutren esta sección.

Hasta aquí por hoy, queda abierto un canal de participación para que tú, querido aficionado, compartas con nosotros tus Anécdotas, Reglas y Remembranzas.

Y súmete que te quedó jabón…

Hasta la próxima….

Alberto Cárdenas Camarena

acardenas77@hotmail.com