Aquel histórico sin hit de Fernando Valenzuela

Durante la temporada pasada de las Grandes Ligas del beisbol profesional, el lanzador abridor sonorense Marco Estrada se distinguió jugando con los «Azulejos de Toronto», y además de un muy buen resultado en su actuación global tuvo dos extraordinarias salidas en las que por poco logra el anhelado resultado «sin hit ni carrera», una el día 18 de junio ante los Orioles de Baltimore y la otra casi una semana después, en su siguiente intervención como abrejuego contra los «Mantarrayas de Tampa Bay», encuentro efectuado el día 24 de junio, ambos del año pasado.

En el partido ante Orioles, el serpentinero mexicano estuvo muy cerca de alcanzar el «sin hit ni carrera» y se quedó a solo controlar seis bateadores para lograr la hazaña pues el sonorense lanzó siete entradas completas sin recibir imparables, hasta que en el octavo inning el bateador del equipo rival, Jimmy Paredes, consiguió tocarle a «doña blanca» y colocarla en las gradas sobre la pradera izquierda para romper la ilusión de obtener el récord; en ese cotejo Estrada tuvo una labor de 7 entradas y un bateador, recibiendo un sólo hit, el vuelacercas de Paredes, una carrera producto de ese batazo y concedió 4 bases por bola pero recetó 6 ponches, salió entre ovaciones y fue relevado por Roberto «El Cañoncito» Osuna, quien como suele ser el beisbol tan lleno de sorpresas, no salió en el mejor plan y concedió varios batacazos de los torpederos pajarracos oropéndolas, pero al final «los Blues Jays» se impusieron 5–4 sobre Baltimore.

En su siguiente salida, Marco Estrada volvió a quedar muy cerca de lograr un juego sin hit ni carrera, pues el serpentinero sonorense se quedó a tan solo cinco bateadores de lograr hasta el juego perfecto, ya que fue hasta en la octava entrada cuando Logan Forsythe lograra conectar una rola lenta por el rumbo de la tercera base y llegó justo a tiempo a la primera almohadilla anotándose un auténtico «hit de piernas».

Estrada dejó el encuentro sin estar inmiscuido en la decisión tras lanzar 8 entradas y dos tercios, habiendo recibido solamente 2 imparables y recetar 10 chocolates, fue una soberbia actuación.

La primera vez desde 1988 cuando lo logró el pitcher Dave Stieb, que un serpentinero tiene dos aperturas consecutivas y llega al octavo rollo sin recibir un imparable; ese partido memorable de la inmensa labor de Estrada, los Azulejos se llevaron la victoria por 1–0 ante los Mantarrayas tras que en los extrainnings se resolvió a su favor con un cuadrangular de Chris Colabello.

 

El sin hit del «Toro» Valenzuela

Fernando Valenzuela FB

Y la mayor proeza hasta ahora de un lanzador mexicano en las Grandes Ligas fue el 29 de junio de 1990, cuando el gran Fernando Valenzuela subió al montículo para enfrentar a los Cardenales de San Luis en el Dodgers Stadium para conseguir el primer y único juego sin hit ni carrera en MLB para un serpentinero mexicano, hasta ahora.

No llegó a ser el anhelado «Juego Perfecto» y quedó en un extraordinario «no hit, no carrera» dado que en la misma primera entrada un error del jardinero izquierdo Kirk Gibson propició que el dominicano Pedro Guerrero llegara a la primera almohadilla sin contabilizar hit, pero a partir de ese episodio Fernando logró cinco rollos consecutivos sin permitir que algún bateador llegara a la primera base, siendo hasta la fatídica séptima entrada en la que Valenzuela volviera a ceder la primera almohadilla al otorgar bases por bola de manera consecutiva a Pedro Guerrero y Todd Zeile pero después logró dominar a Terry Pendleton con un elevado corto y a José Oquendo con una rola a la tercera base para consumar y sacar el inning en blanco, y es memorable como culminó dramáticamente el juego completando la hazaña, pues Willie McGee recibió un pasaporte y con un out Fernando se enfrentó al quisqueyano Pedro Guerrero, el único pelotero que se le había embasado en dos ocasiones en el juego, una por un error del patrullero de la parcela izquierda y la otra al haber recibido base gratuita, pero en esa nueva ocasión «El Toro» lo puso contra la pared con dos strikes para luego forzar que en el tercer lanzamiento Guerrero pegara una rola fácil al cuadro y se consumara la doble matanza, terminando así el inning y el juego, con la gran hazaña del grandioso Fernando.

Y el estadio de «Los Dodgers» se convirtió en un manicomio para festejar ruidosamente que el oriundo de Etchohuaquila, Fernando Valenzuela se había convertido en el primer serpentinero azteca en lograr un juego sin hit ni carrera y es el único que hasta la fecha lo ha conseguido.

De esa proeza de Valenzuela han pasado ya más de 25 años y además de ella, la gran actuación de Fernando en la gran carpa y su impecable comportamiento fuera de los campos de juego, además de su sencillez y gran calidad humana, hacen que la «Fernandomanía» que surgió en su época de pelotero con «Dodgers» aún esté vigente, siendo por mucho el mejor jugador mexicano en la mente de los aficionados al «Rey de los Deportes», a quien tuvimos el privilegio de verlo vestir con entrega y pasión la franela de Charros de Jalisco.

 

¿Quién será el nuevo ídolo?

Pero la afición mexicana está a la espera de nuevos ídolos y ahí están ya haciendo su esfuerzo para triunfar peloteros jóvenes que pueden ser los próximos grandes triunfadores, destacándose por su edad, calidad, condiciones y circunstancias a Roberto «El Cañoncito» Osuna, Marco Estrada y quizá también los muy noveles Luis Cessa y Julio Urías.

Ya iniciaron las emociones propias de las actividades en la Liga Nacional y la Liga Americana, que son las de máximo nivel mundial en el beisbol profesional, los peloteros mexicanos ya están empezando a descollar y darán mucho de qué hablar en la edición 2016 del torneo beisbolero mundial y no deberemos perderlos de vista, varios beisbolistas aztecas seguirán luciendo por su muy posible buen desempeño en varios equipos, como Adrián «El Titán» González, Oliver Pérez, Yovanni Gallardo, Joakim Soria, «Manny» Bañuelos, Marco Estrada, Jaime García y Jorge de la Rosa, y será muy importante dar seguimiento especial a los más jóvenes, como el ya enrolado «Azulejo» Roberto Osuna quien ya está demostrando su valía como el cerrador titular salvando juegos y el lanzador veracruzano Luis Enrique Cessa Gasperín que ya debutó con los Yankees de Nueva York, aunque con mala suerte al recibir un cuadrangular del venezolano Miguel Cabrera que le empañó su debut. Esperemos que pronto los Dodgers le den la oportunidad al novato sinaloense Julio César Urías.

2016 deberá ser el año de la consolidación plena como pelotero estelar del joven pitcher de apenas 21 años Roberto Osuna Quintero, mejor conocido como «El Cañoncito», quien la pasada campaña del año 2015 debutó el 8 de abril y jugó muy buena pelota tirando como relevista en su equipo los «Azulejos de Toronto», iniciando como relevista corto de enlace entre los abridores y el grupo calificado de serpentineros responsables de la preparación del cierre y el cerrojo para preservar potenciales triunfos de su escuadra, pero siendo tan exitoso en su labor que desplazó a otros lanzadores que estaban desempeñándose como protagonistas en la parte final de los cotejos y culminó la temporada anterior como el cerrador estrella de su equipo, concluyendo el torneo que marcó su debut en el foro máximo beisbolero con excelentes números, ya que Osuna Quintero, nacido el 2 de julio de 1995 en el poblado Juan José Ríos en el estado de Sinaloa, lanzó 69 entradas y dos tercios, recetando 72 ponches y logrando una gran efectividad con apenas 2.58 carreras limpias en promedio cada 9 innings y es de esperar que en este año superará esos excelentes numeritos. Por lo pronto en tres salidas tiene ya tres salvamentos para sumar 23 en su carrera en Grandes Ligas.

Osuna es el cerrador oficial de Toronto, equipo que tiene tres lanzadores mexicanos: Marco Estrada, Roberto Osuna y Arnold León, que son Peloteros a observar por su calidad y su fortaleza que los hacen favoritos para consolidarse como «bigleaguers».

Ya llegó el momento de disfrutar el mejor beisbol del mundo, además de las emociones de la Liga Mexicana de Beisbol. ¡Mucho éxito a los excelentes peloteros mexicanos!

@salvadorcosio1
opinion.salcosga@hotmail.com