MÁS GENTE EN LOS ESTADIOS

Opinon Peloteros

En estos seis años, la afición que acude a los parques de la liga del pacífico ha ido en aumento. de acuerdo a los números que nos presentan, la taquilla ha crecido en un 33 por ciento, esto es, de dos millones anuales en promedio que asistían a los juegos de beisbol, aumentó un millón más para sumar los tres millones de aficionados

Los buenos números y las buenas noticias siguen llegando de la Liga Mexicana del Pacífico, como sucede cuando las cosas se hacen correctamente, con una planeación estratégica, como lo muestra en esta edición el presidente de este circuito invernal, Omar Canizales, quien en seis años ha alcanzado los éxitos que se les negaron a sus antecesores en el cargo.

Los números son fríos y los números hablan. En estos seis años, la afición ha ido en aumento. De acuerdo a los números que nos presenta la LMP, la taquilla ha crecido en un 33 por ciento, esto es, de dos millones anuales en promedio que asistían a los juegos de beisbol, aumentó un millón más para sumar los tres millones de aficionados y que ubican a la Liga del Pacífico en la número cuatro a nivel mundial, detrás de las Ligas Mayores, la Liga Japonesa y la Coreana.

A ello se añade los buenos resultados de los representativos mexicanos en la Serie del Caribe. En estas últimas seis series en cinco México ha sido finalista y en cuatro se ha traído la corona. Se podrá aducir que hoy ya no se arman los trabucos de antaño plagado de ligamayoristas, pero lo cierto es que México —como lo subraya Canizales— dejó de ser el patito feo o la cenicienta para convertirse en el Rey del Caribe. Luego, vemos cómo en las Series del Caribe que se escenifican en México, los estadios están llenos, mientras que en aquellos países es una tristeza ver las graderías semivacías.

Es obvio que más público en los estadios y de gente que está atenta al beisbol genera mayores patrocinios e ingresos. Esto es resultado de contar en la LMP con un equipo profesional y que está en sintonía con los propietarios y directivos de beisbol que han ido realizando los cambios que impactan positivamente en el espectáculo que se vive en los parques de pelota.

«Tenemos claro que estamos en la industria del entretenimiento, que hay públicos diferentes, que tenemos aficionados que son estudiosos de un deporte tan bello como es el beisbol y otros que sencillamente son aficionados a vivir la experiencia de estar en un parque de beisbol, y otros más de encontrar un punto de reunión, entre amigos, familias, grupos de conocidos», nos comenta Omar Canizales a propósito de lo que sucede en el beisbol invernal.

El beisbol se ha convertido en oportunidad de convivencia tanto familiar como social. Lo hemos visto en Guadalajara con los Charros, una plaza con fama de muy futbolera y que cuando se anunció el regreso del beisbol a Guadalajara, no pocas voces advirtieron que era muy riesgosa la apuesta del grupo de empresarios, porque reinaba el deporte de la patada y poco futuro le veían al deporte de los bates y pelotas. Sin embargo, lo que hemos visto en el Estadio Panamericano es que no sólo acuden los amantes y estudiosos del beisbol, sino que se ha sumado un nuevo público que encuentra un espacio de reunión y de convivencia que luego es subyugado por ese ambiente tan agradable y buena vibra que allí se genera.

Esto se da mientras el futbol se torna en un ambiente agresivo con la fuerte presencia de pandillas que acuden a desfogar sus frustraciones para mostrar la parte más animal del ser humano.

En el nuevo estadio de Tomateros de Culiacán la gente de esta ciudad lo ha convertido en su centro de reunión de excelencia, con la comodidad que representa el contar con un espacio amigable que permite disfrutar la convivencia, la facilidad de movilidad con una buena y variada gastronomía, además del espectáculo mismo de las pantallas en el estadio que conectan a la gente y que muestran el lado amable y cómico de la vida.

Lo que está pasando en la Liga Mexicana del Pacífico no es producto de la casualidad. Se ha venido trabajando con una visión de conjunto abierto al cambio y la evolución, como lo muestra la repetición y revisión de jugadas que permiten rectificar fallos polémicos de los ampayers, una apuesta audaz pero que ha funcionado en mejoras del espectáculo. En octubre próximo Yaquis de Ciudad Obregón inaugura su nuevo estadio, dentro de la dinámica de renovación de la infraestructura en beneficio del aficionado. Bien por el beisbol mexicano, excelente para la afición. Sigamos disfrutando el deporte rey.

Correo electrónico: gabriel.ibarrabourjac@gmail.com
Gabriel Ibarra Bourjac
Sobre Gabriel Ibarra Bourjac 61 Artículos

Editor de Los Peloteros