Armando Navarro: Nos dio el mal fario, todo nos pasó

Armando Navarro

«Nos dio el mal fario, todo nos pasó, además de que el equipo se convirtió en un hospital, fueron 17 lesionados lo que en ningún equipo se registra y al final hasta «El Torito» Valenzuela se dañó el talón de Aquiles, aunado al bajo rendimiento de juego de peloteros como «Manny» Rodríguez y la salida de Japhet Amador por el contrato que firmó con un equipo de Japón», expresa el presidente del Club Charros, Armando Navarro, al hacer un análisis sobre la actuación del equipo en esta temporada que tuvo números negativos.

Charros fue luz y sombra entre la primera y segunda temporada en la Liga Mexicana del Pacífico. Hace un año disputó el campeonato frente a Tomateros de Culiacán, después de haber quedado en primer lugar durante el rol regular y finalmente fue doblegado en la serie final por los culichis. Pero en la temporada 2015–2016 fue barrido y eliminado en la primera ronda del play off por Águilas de Mexicali en cuatro juegos.

Armando Navarro aduce que junto con los lesionados la actuación de jugadores clave durante el año anterior en este resultó muy diferente, como el caso de «Manny» Rodríguez, el capitán quien quería dar más.

«Su problema fue psicológico, quería echarse al equipo en su espalda y le afectó», comenta.

El bajo juego también fue de Mario Mendoza, gran relevista intermedio que había tenido un gran año con Toros de Tijuana, mientras que Brian Broderick no estuvo tan efectivo como la campaña anterior, ya que en tres juegos que entró a salvar en la novena entrada, falló, además de tres derrotas que registró.

De entrada, dice, se vieron afectados por la ausencia del lanzador estelar mexicano Juan Salvador Delgadillo, quien decidió descansar. Luego, otro pelotero estelar de Charros y que durante el año anterior realizó extraordinaria mancuerna con «Manny» Rodríguez, el jardinero Leo Heras llegó lesionado de Estados Unidos, lo cual él mismo se lo comentó y que tendría que rehabilitarse, por lo que en pocos juegos participó hasta ser canjeado a Yaquis de Obregón.

Armando Navarro recuerda que la primera vuelta la iniciaron muy bien, al limpiar a Naranjeros y superar a Tomateros de Culiacán, pero luego como fichas de dominó fueron cayendo los lesionados y que por consecuencia marcó el desplome del equipo.

«Se empieza a perder la confianza, el equipo se desmorona, hicimos el esfuerzo como directiva de rearmar el equipo, pero no fue posible, el daño estaba hecho desde el momento que se nos rompe la columna vertebral del equipo: Gabriel Gutiérrez, a quien supuestamente lo habían operado en la Ciudad de México, pero que no fue tal; «Chuyito» López, que también había sido intervenido del codo, pero no pudo rehabilitarse; y luego Eduardo «Mosco» Arredondo, quien al hacer una atrapada choca con la barda y se lastima el manguito rotador del hombro y queda fuera toda la temporada».

Entre un año y otro, todo cambió en Charros y su line-up es la mejor expresión. La alineación del último juego frente a Tomateros de Culiacán en la Serie por el Campeonato (enero 2015) y la Serie última ante Mexicali (enero 2016) prácticamente eran dos equipos muy diferentes, a excepción de los lanzadores Marco Tovar y Orlando Lara, y del equipo inicial que empezó en el campo de juego en esta temporada, sólo alinearon Alex Liddi y Jesús «Cacao» Valdez.

 

Las decisiones más difíciles

 

En esas circunstancias en que se vio envuelto el equipo, recuerda Armando Navarro que fueron tres decisiones que tuvieron que tomarse y que resultaron muy controvertidas: por un lado el cambio del joven jardinero y prospecto de Grandes Ligas Leo Heras (juega con la sucursal de Astros de Houston) por el tercera base Agustín Murillo de Yaquis de Ciudad Obregón.

El presidente de Charros defiende la decisión de la directiva que por cierto fue muy criticada y presenta sus argumentos cuando se le pregunta si fue una decisión muy difícil.

—Dificilísima, mucha gente no lo sabe, pero fue un cambio de 2X1, se cambia a Heras por Agustín Murillo y el jardinero Carlos Figueroa, que fue novato del año en la temporada 2014 con los Diablos Rojos del México en el que fue también campeón y que esta campaña no vio acción por haber sido operado de una muñeca por un pelotazo que le dieron (…) Es cierto que Murillo tiene ya 32 años y es un gran tercera base con un gran nivel, pero Heras es ocho años menor.

 

La salida de Juan Navarrete

Juan Navarrete
Juan Navarrete

Juan Navarrete, muy ligado al equipo base, que le dio sustento al equipo como son el grupo Guasave y que llevó al subcampeonato a Charros en el primer año. Se tuvo que ir cuando los resultados no se daban. Fue una decisión que la pensaron mucho…

—Una decisión demasiado difícil. Te comento que faltaban 12 juegos para terminar la temporada, íbamos de gira a Hermosillo, nos habíamos juntado la directiva y socios de Charros y habíamos decidido que íbamos con Juan, todos muy unidos apoyándolo. Es en Hermosillo donde recibimos la noticia que Japhet se va. Perdemos por limpia. Y Juan es el que plantea su separación. «Haz cambios, a ver si las cosas mejoran, yo no veo por dónde, veo al equipo partido».

Armando Navarro habló con los socios Salvador Quirarte y Arturo Blanco y decidimos que sea contratado de mánager Homar Rojas. El equipo reacciona y gana la primera serie a Cañeros, pero luego sigue la inercia de las derrotas y su récord queda en 3 ganados y 10 perdidos. «Esto nos confirmó que el problema no era el mánager».

 

Miguel Olivo, contratación fallida

MIGUEL OLIVO

En el caso de Miguel Olivo, lo contratamos para resolver el gran problema que enfrentamos con la lesión de Gabriel Gutiérrez, y que los novatos receptores no estaban preparados para asumir una responsabilidad de esta magnitud, lo que generó desequilibrio en nuestro cuerpo de lanzadores. Olivo, que jugó 12 años en Grandes Ligas, durante el verano fue el cuarto bat de Toros de Tijuana, convirtiéndose en la bujía del equipo, pero desde septiembre no jugaba, aceptó jugar con Charros, pero fue una contratación fallida, si bien le dio confianza al pitcheo, pero cometió muchos errores, muchos pasboles. En el play off analizamos si lo dábamos de baja, pero el mánager consideró que era mejor que siguiera, porque por su experiencia en las situaciones bajo presión sacaría la casta, lo cual no sucedió.

 

La deuda con la afición

Estadio-Charros-lleno

Destaca Armando que en esta mala temporada la afición en momento alguno le retiró su apoyo a Charros. ¿Qué lectura le das a ese apoyo?

—La afición es de 10 y nota. La gente nunca nos abandonó. Hay un gran compromiso de la organización de Charros con este aficionado tan leal. Me impresionó que en esta temporada tan accidentada e irregular haya aumentado en un 8 por ciento el ingreso de aficionados. En el último juego el estadio estuvo lleno y la afición charra estuvo motivando al equipo. Los Charros deben de estar al nivel de este gran público. Es lo mejor que nos ha pasado.

Armando Navarro destaca la labor tan importante que ha realizado Salvador Quirarte no nada más en el aspecto financiero-administrativo, sino algo muy importante «en el concepto de lo que es Charros, su misión social y ese concepto familiar, a diferencia de lo que sucede en el futbol (…) Me decía mi hija: “papá, qué bonito ambiente se vive en el estadio, al principio no entendía el juego, ah, pero cómo me divertía, ahora ya lo estoy entendiendo y me gusta mucho” (…) Nos hemos ido mucho a jalar a los niños con promociones, eventos que son de su agrado».

«Me dice ahora la gente que el equipo no es de la directiva de Charros, que ya es patrimonio de Jalisco. Este equipo llegó para quedarse. Trascenderá a nuestra generación y la de nuestros hijos, la ciudad los quiere».

 

El jardín de las estrellas y los bobbleheads

Bobblehead navarro Fb

Una de las grandes ideas de esta temporada fue crear el llamado «Jardín de las Estrellas» alrededor del estadio de Charros, donde están ya los bustos de Fernando «Toro» Valenzuela, Adolfo «Tribilín» Cabrera y Adrián «Titán» González, así como los bobbleheads (monitos de colección). «El paseo de las estrellas o jardín de las estrellas, tiene como finalidad reconocer a aquellos grandes peloteros y hombres que tanto le han dado al beisbol, Adrián González me comentaba que es el primer gran homenaje que le hacen en México y que en un futuro le gustaría jugar con Charros, logramos que Adrián estuviera en Guadalajara, el mejor mexicano en Grandes Ligas, y en el caso de los bobblehead, la Liga Mexicana del Pacífico quiere hacerlo en forma oficial, les señalamos que si quieren hacerlo que lo hagan, pero Charros lo seguirá haciendo con sus jugadores estelares».

 

Lo que viene en próxima temporada

CHarros Fb

—¿Qué puede esperar la afición en la próxima temporada? ¿Cómo reforzarán el equipo y evitar que esta historia se repita?

—La próxima temporada deberá ser distinta. Charros tendrá un equipo muy poderoso: Tendremos de receptor a Gabriel Gutiérrez e Israel Núñez; en primera base a Alex Liddi, tremendo peloterazo y que ha estado de estelar con Águilas de Mexicali en esta final de la LMP; «Manny» Rodríguez no volverá a tener una temporada tan baja como ésta; vamos a tener en el short stop a «Chuyito» López, Alberto Carreón, pero principalmente a Amadeo Zazueta; tercera base a Agustín Murillo desde el principio que no venía en forma cuando se integró al equipo y que está jugando gran pelota en la final con Venados frente a Águilas.

Tenemos además a 7 chamacos que pertenecen a organizaciones de Grandes Ligas (como Carlos Vázquez invitado por Padres de San Diego a su campo de entrenamiento de primavera, a quien no tuvimos este año y fue otra merma).

Buscaremos dos relevos intermedios (uno zurdo y otro derecho), que fue el gran hueco de Charros esta temporada y dos abridores.

 

Lo bueno de lo malo

—De lo malo que le sucedió a Charros, ¿qué queda de bueno? –Se le pregunta a Armando.

Reflexivo, sin esconder la emoción, da su respuesta:

—Lo bueno es que a pesar de todos los infortunios, Charros calificó. Charros es una organización que siempre debe ser competitiva al nivel de los tres mejores equipos, pero si hacemos un análisis frío veremos que la Liga es muy competitiva y difícil, cuando advertimos que los dos equipos con mayor tradición y más taquilleros como Naranjeros de Hermosillo (18 campeonatos) y Tomateros de Culiacán (10 campeonatos y actual monarca que estrenó estadio este año) coincidentemente fueron los equipos eliminados). Me queda claro que mi obligación como presidente es siempre calificar.

 

Jugadores que son el futuro de Charros

amadeo zazueta

El entrevistado destacaría que de esta crisis han surgido 8 jugadores que considera son el futuro de Charros, como es la consagración de Amadeo Zazueta, que entró a sustituir a «Chuyito» López de short stop y queda de sublíder bateador de la temporada, debajo de «Cacao» Valdez; el haber sacado a dos chamacos como Alejandro Ortiz y Edson García que están listos para ser titulares de cualquier liga; está el lanzador Adrián Guzmán de 19 años de edad, que tuvo que abrir juegos por el cúmulo de lesionados, en uno le fue muy bien y en el otro le pegaron muy fuerte; el lanzador zurdo Óscar Armenta que lo contrató Tampa Bay; el lanzador Luis Iván Rodríguez que ya lo anunciaron los de Torreón como inicialista en la Liga Mexicana de Beisbol; los tres jóvenes receptores como son Garzón, Chavarín y Revilla que son buenos prospectos y que entrarán a su proceso de maduración.

Gabriel Ibarra Bourjac
Sobre Gabriel Ibarra Bourjac 61 Artículos

Editor de Los Peloteros