De coleros y líderes

Cosio

¡Esas cosas del beisbol! Aunque no nos guste, así es «nuestro deporte rey», impredecible e inmerso en circunstancias que pueden hacer cambiar repentinamente el rumbo de un equipo hacia el éxito total, el logro mediano o incluso un fracaso. En esta tesitura se inscribe ahora el momento muy difícil que vive «Charros de Jalisco», nuestro querido equipo que esta temporada ha sufrido de inestabilidad e infortunio y corre el grave riesgo de fracasar, porque no pasar a la postemporada sería el más severo de los fracasos y costará muy caro por el golpe anímico hacia la afición que soñaba con el campeonato tras la maravillosa campaña del año pasado.Esta temporada 2015–2016 de la Liga Mexicana del Pac

ífico nuestro equipo «Los Charros de Jalisco» ha sufrido altibajos y habiendo iniciado ganando muchos de sus primeros encuentros y series, ha tenido varias malas rachas hilvanando derrotas o series perdidas, algunas incluso por barrida, y aunque ya ha podido significarse cada día más como equipo peleador y capaz de ganar algunos juegos en fila, a pesar del esfuerzo de la directiva que ha invertido para traer lo mejor posible de entre los beisbolistas nacionales y foráneos disponibles, incluso teniendo en el dogout fuera del roster oficial a varios jugadores de respaldo, no ha logrado hasta ahora ser el conjunto con permanente marca superior entre juegos ganados y perdidos como fue la campaña pasada que «Charros» fue segundo lugar en la primera vuelta y el líder en la segunda, cerrando la temporada regular como el mejor conjunto de la liga, dejando en la afición un muy agradable sabor de boca a pesar que no se consiguió el título al faltar «algo» para ganar la serie final en la que sucumbieron ante «Tomateros», quedando como subcampeones, en una temporada que maravilló a la afición, por el éxito deportivo del equipo en su primer año en la Liga del Pacífico, el año del deseado retorno del beisbol profesional a Jalisco tras más de 20 años de ayuno beisbolero.

 

Sorpresas de la vida

CAñeros Fb

Pero así es el beisbol y hay qué entenderlo y ahí están los ejemplos:El equipo sotanero de la campaña pasada,

«Mayos de Navojoa», es el líder en esta segunda vuelta de la temporada actual y un fuerte aspirante al título junto con «Los Cañeros de Los Mochis», que también sufrió una mala temporada anterior y el escuadrón que se llevó el campeonato del torneo pasado, «Tomateros de Culiacán», está ahora junto con nuestros «Charros» en los últimos lugares del standing peleando con nuestra escuadra la posibilidad de pasar a finales.A nuestros

«Charros» le han aquejado lesiones de equiperos clave y a pesar de ser un conjunto con un gran poder ofensivo, no ha tenido aún la fortuna de encontrar la mejor fórmula para conformar un sólido y confiable cuerpo de lanzadores inicialistas y recurrentemente ha sufrido incapacidad de los relevistas para contener las oleadas del ataque enemigo, sin embargo, están en la pelea y seguramente calificarán a la postemporada, además que han surgido jóvenes nuevos valores que demuestran que hay buena madera fresca para que el equipo mantenga competitividad y la próxima campaña sea menos angustiante, esa angustia que también es parte del atractivo ya que produce adrenalina para sufrir con emoción y disfrutar más cuando la ansiedad es seguida de buenas jugadas y triunfos, y esa incertidumbre en esta campaña ha sacado con mayor asiduidad al mánager que todos los fanáticos llevamos al interior y en la desesperación de ver al equipo dando tumbos queremos que nuestro mánager Navarrete nos obedezca en las decisiones que imaginamos son las mejores para cada momento difícil.

 

El esfuerzo de la directiva

La noble afición jalisciense agradece y responde al esfuerzo de los directivos y sigue apoyando al equipo, con la firme esperanza de volver a sentir el poder de «Charros» y se logre el mejor resultado al final del torneo, porque a pesar de la ausencia de contundencia a que nos acostumbró, «Charros» está ahí y aún se puede dar el milagro, de poder ganar la mayoría de los juegos que faltan y pasar a la postemporada, y se puede lograr así: peleando con pasión y garra para ganar juego a juego y entregando el alma en cada jugada, aunque sea difícil, no es imposible y aún puede ser «Charros» ese equipo, que como el año pasado le sucedió a Culiacán, logró el título sin haber sido la escuadra más ganadora del certamen ordinario pero fue la que mejor administró sus recursos para llegar al final conquistando el supremo objetivo.

Dejar negligencia y apatía

CHarros Fb

Como aficionados de «Charros» debemos de exigir que la directiva tome las decisiones importantes en forma adecuada y oportuna, que exija al mánager su mejor empeño y con su capacidad y experiencia logre que los peloteros dejen atrás la apatía y la negligencia que algunos estelares han mostrado y que se han visto superados por las jóvenes promesas que han estado cumpliendo en fuerte contraste con quienes antes brillaban y ahora están en la opacidad, que se identifique claramente la problemática y se revise la necesidad de ajustar desde el orden al bat, como también si algunos «estrellas» deben ir a la banca y dar la oportunidad a noveles peloteros que defiendan mejor la franela, pero también se analice si es el momento para el ajuste mayor que sería el cambio de timonel.Pero como afición conocedora y apasionada de nuestro b

eisbol y especialmente de nuestro querido equipo, además de criticar y exigir, nos toca mantener muy fuerte y vigente la confianza y esperanza en el éxito, que con serenidad y paciencia debemos ayudar a que lo logre nuestro equipo, tal como le dijera «Kalimán» a «Solín», aquellos míticos personajes de historieta con enorme fuerza y poder mental que a base de extremar su esfuerzo y fortaleza salían airosos de cualquier crisis, y así debe suceder a nuestros peloteros, a quienes hay que continuar apoyando demostrando que es verdad eso de que: ¡TODOSsomosCHARROS!

@salvadorcosio1
opinión.salcosga@hotmail.com