#NUBARRONESySOL

MLB mexico Fb

La Serie Mundial del Beisbol, el gran «Clásico de Otoño», resultó muy diferente a lo que se vislumbraba al final de la campaña por el comportamiento que durante la temporada regular de «La Gran Carpa» los equipos que marcaron el paso y lucían como favoritos para ganar los campeonatos de cada una de las ligas, la antigua Nacional y la moderna Americana, y así fue como en el viejo circuito quedaron fuera los Cardenales de San Luis, sin duda el team con mejor desempeño en la vida ordinaria del calendario de las Grandes Ligas y los Dodgers de Los Ángeles, de igual forma que en el nuevo circuito se quedaron al margen los Yankees de Nueva York y los Azulejos de Toronto, para que al fin de fiesta llegaran los Mets de Nueva York por la Nacional y los Reales de Kansas por la Americana, imponiéndose los de Kansas a los de Queens, que cayeron víctimas de errores y fallas de estrategia.

Ganó el escuadrón que tuvo la mayor capacidad de administración de sus recursos con inteligencia y estrategia para llegar hasta el final y coronarse.

 

La primera vuelta de la LMP

Ya en la recta final de la primera vuelta del calendario de la Liga Mexicana del Pacífico, nuestro beisbol invernal mexicano, Charros de Jalisco está pasando por una mala racha inesperada, pues se han conjuntado las lesiones de peloteros clave como principalmente es el receptor Gabriel Gutiérrez, así como de Jesús «Cacao» Valdez, además de no haberse podido consolidar la presencia y participación del serpentinero estrella Juan Salvador Delgadillo, por lo que a la espera que en los próximos juegos y series que aún restan de la primera fase el equipo pueda evitar caer demasiado y no terminar en condiciones muy inadecuadas en los últimos lugares del standing, logrando los triunfos necesarios que le permitan además de cerrar la vuelta con menos desdoro y preservar el buen ánimo de la afición, obtener puntos que mantengan la competitividad del escuadrón en la segunda vuelta y colarse como se espera a los juegos de postemporada y seguir en la posibilidad de pelear el título que la campaña pasada se quedó muy cerca, llegándose al subcampeonato, un excelente resultado para ser el año del retorno de «Charros» a la pelota profesional en la plaza jalisciense y un éxito superlativo en cuanto al encaje social, pero quedando ansiosa la noble afición que saboreaba el campeonato, pues nuestro equipo fue el mejor durante la temporada regular, de ahí que en esta campaña actual se anhela la Corona.

 

El regreso de Will Oliver

Ya se incorporó tras su estancia de prueba en Japón el serpentinero Will Oliver, está jugando muy bien el lanzador Alex Sanabia, está ya de nuevo con «Charros» y se irá acomodando el tremendo lanzabolas mexicoamericano de raíces jaliscienses Terance Marín, además ya se están definiendo como buenos relevistas los serpentineros Julio César Feliz, el chamaco Luis Iván Rodríguez, Marco Campoy, además de estar en posibilidades de preservar su espacio en el roster Carlos Vázquez e Iván Zavala, inclusive también Iván Salas, ha empezado a jugar mejor, casi con la fuerza y calidad acostumbrada el preparador de cierre Mario Mendoza, y está en su punto ya el magnífico cerrajero Brian Broderick, esperando que pronto se incorpore el otro cerrador estelar el panameño «Manny» Acosta, y esperando que el rol de inicialistas se consolide al estabilizarse Marco Tovar y tal vez Orlando Lara si mejora en su problema de control emocional. Pronto además deberán estar en plenitud de juego Jesús «Chuchín» López, y volver a la actividad «El Cacao», de ahí que ya debe ser muy pronto cuando el equipo esté de nuevo competitivo, dado que a la ofensiva está teniendo muy buena labor.El problema consiste en la lesión de Gutiérrez y la ausencia de un receptor que lo supla adecuadamente, pues los chavales que han estado intentándolo han sido un fracaso y eso además de no ayudar a los lanzadores provoca desenfoque en el cuadro defensivo.

 

Charros saldrá adelante

Ojalá que muy pronto pase la mala racha y lleguen las victorias, la directiva que encabezan Armando Navarro y Salvador Quirarte, ha hecho un magnífico trabajo, la afición está apoyando a su equipo, y es merecido que pase la tormenta, pues ya sabemos que siempre, tras cualquier tormenta, sale el sol y llega la calma.De las malas rachas salen adelante los peloteros y equipos con carácter, agallas y calidad y Charros saldrá avante, ya que si bien es cierto son ya muchas las derrotas y los números no son agradables, el equipo está listo y con todo lo que se requiere para volver a ser el poderoso conjunto ganador que suele ser y en breve debe estar completo para que volvamos a disfrutar la fuerza de los «Charros» y seguir aspirando al ansiado campeonato.Pronto pasar á la tempestad y saldrá grande el sol. ¡Sí se puede! ¡Vamos Charros!