¿Le falla la directiva a la afición más fiel del beisbol mexicano?

Naranjeros Fb

La decepción y la molestia es cada vez más visible entre los seguidores de Los Naranjeros de Hermosillo con la actuación de su equipo que tradicionalmente es un conjunto acostumbrado a estar en los primeros sitios, 16 títulos de la Liga Mexicana del Pacífico y dos gallardetes en la Serie del Caribe que lo respaldan, pero sus fanáticos sienten que la directiva no ha hecho el esfuerzo en los últimos dos años para integrar un equipo competitivo, con buenos jugadores.

Para Tomás Bourjac, naranjero hasta los tuétanos, a quien su señor padre Antonio Bourjac López le inculcó la pasión por el beisbol y lo mismo ahora ha hecho con sus hijos y sus nietos, acepta que el equipo anda muy mal.

«Urge que la directiva de Naranjeros le pegue una fuerte sacudida a todo el equipo, porque tenemos el peligro real de no volver a calificar para los playoffs como sucedió en la pasada temporada», acota.

Tomás, quien jugara beisbol amateur desde las Ligas de Villa de Seris y luego en la Universidad de Sonora y asiduo visitante a los juegos de los Naranjeros durante la temporada junto con sus hijos, con conocimiento de causa considera que al equipo le falla todo.

«El bateo es pobre, los relevos no funcionan, el relevo intermedio es pésimo, falta bateo oportuno o sea anda muy mal Naranjeros», dice con tono de enfado.

«Esta temporada como el pasado año necesita una renovación. Los peloteros veteranos ya dieron lo que tenían, la escuadra debe cambiar”, expresa y recuerda que los Naranjeros tuvieron su gloria, porque contaron con una muy buena base de peloteros mexicanos superestrellas pero que se fueron acabando a través del tiempo.

 

No se invierte en el equipo

NaranjerosLOGO (1)

 

Manolo Madero, otro apasionado del béisbol y naranjero de corazón, apunta hacia la directiva como la responsable de la crisis que vive el Club Naranjeros con estas malas actuaciones y que lo tienen hundido en el sótano con 3 ganados y 9 perdidos en estas dos primeras semanas de actividad.

«El sentir general de los hermosillenses es que no se invierte en el equipo y esperamos que haya un proceso de renovación, que hay jugadores que ya tienen mucho tiempo y que tienen que ser reemplazados».

Madera, quien ha sido líder de la sección 54 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, asevera que el equipo se hizo viejo, se acabaron lo buenos beisbolistas y no se dio la renovación.

«Se vino abajo Luis Alfonso García, se retiró el Borrego Sandoval, Chispa Gastélum como que ya dio lo mejor y empieza a vivir su declive».

El problema es que la temporada es corta, el tiempo avanza y si no hay remedios, corre el peligro que se repita la historia del pasado año y Los Naranjeros vuelvan a quedar eliminados, sin llegar al playoff, lo que no deja de ser un hecho penoso y doloroso con un equipo de tanta tradición.

«Tanto los directivos como dueños de Naranjeros deben pensar más en la afición para poder defender esos 16 títulos que han obtenido en su historia de forma muy digna dentro de la Liga Invernal, hoy Mexicana del Pacífico (…) La temporada pasada no calificaron y antes en la que fueron eliminados de los playoffs, algo está pasando», plantea este maestro que estudió licenciatura en educación física y que llegó a dirigir el Sindicato de Maestros de la Sección 54 en Sonora.

 

Ahuyentan a la afición

Estadio Naranjeros

 

Ignacio «Nacho» Campo, maestro normalista y abogado, originario de Huisamopa y avecindado en Hermosillo desde hace cuatro décadas, comparte la preocupación de Tomás Bourjac y Manolo Madera, al igual que miles de seguidores de los Naranjeros que se ven sorprendidos con los pobres conjuntos que ha venido armando la directiva de Hermosillo en los últimos años.

«Ya nos acostumbraron a que en la primera vuelta el equipo pierde y batalla mucho, el equipo no se arma bien, no sé por qué no le invierten, no sé cuál sea la intención y motivación de la directiva, tal vez dejar toda la presión para la segunda vuelta».

Para Nacho Campa este tipo de equipos lo que hacen es alejar a la afición del Estadio.

«En esta temporada no he ido a ningún juego, porque veo que el equipo no mejora, la directiva no ha hecho bien su tarea y así no me nace ir a ver perder a mis Naranjeros», comenta.

La crisis de Naranjeros no es por falta de recursos, señala convencido Ignacio Campa.

«Hemos visto cómo la fanaticada llena el estadio muy seguido, lo que pasa es que la primera vuelta inicia el equipo con peloteros jóvenes, no sé si tenga algún convenio con equipos de Grandes Ligas y que los estén probando aquí mandados de allá (…) En la primera vuelta batallan siempre y luego de acuerdo como les vaya en esta primera mitad, para la segunda vuelta se logran reforzar y el equipo empieza a carburar».

 

Sin fomentar desarrollo de peloteros

12079167_965428766881738_8490529391282684326_n

De profesión contador público, jubilado de la Comisión Federal de Electricidad, Tomás Bourjac Orozco culpa a los directivos de Naranjeros de carecer de un plan de desarrollo de peloteros de calidad, como lo hacen otros equipos que tienen sus academias.

«La directiva de Naranjeros juega con el score. Durante la primera vuelta contratan a jugadores más o menos que les permita ganar cierto número de puntos, y de acuerdo como les vaya en esta primera mitad, en la segunda deciden traer jugadores de mayor calidad», plantea

Luego invita a la directiva a la reflexión honesta.

«Urge que la directiva se ponga a analizar a profundidad las fallas del equipo, porque los aficionados no toda la vida estarán acudiendo al Estadio, llegará un momento que estos se cansarán y se alejarán del Estadio, no deben abusar tanto de esta entrega de los aficionados».

Lo más triste, indica, es que no se ve que la directiva tenga mentalidad de cambio, de ir a la renovación del equipo.

«Piensan que estamos como en los años pasados cuando tenían a las glorias del equipo que ganaron muchos títulos por tantos estrellas que tenían, pero en la actualidad a la directiva le falta tomar decisiones drásticas, duras, porque siguen trabajando con la misma gente que les arrojó malos resultados».

El oriundo del rancho El Sapo de Hermosillo visualiza un conformismo de estos directivos que tienen las riendas de los Naranjeros, ya que mantienen a los mismos coaches, no contratan peloteros de calidad, no le dan importancia a los aficionados.

«Como que a la directiva les vale lo que pensemos y sintamos los seguidores de los Naranjeros y los tiempos no están para este tipo de actitudes. Urge renovarse, urge cambio drástico», insiste este hermosillense naranjero de segunda generación.

 

Es un asunto de corresponsabilidad

TOMAS BOURJAC

«Es un asunto de corresponsabilidad la problemática que viven los Naranjeros de los directivos con la afición», piensa Manolo Madero. «Los empresarios, dueños del equipo saben que el régimen de competencia permite que el 75 por ciento de los equipos pasen a la siguiente ronda, 6 de los 8 equipos califican al playoff y luego quedan 4 de los 8».

«El problema es que los equipos fuertes económicamente como Naranjeros, Tomateros y Águilas de Mexicali tienen mayores recursos que los otros equipos, tienen una primera vuelta muy light, como señalan aficionados que le entienden y de acuerdo como les vaya en la primera vuelta empiezan a reforzarse en la segunda», plantea.

Y luego cita una anécdota de lo que un amigo de él le dijo a una secretaria de Naranjeros de Hermosillo cuando pagó su abono.

  1. Véndame medio abono…
  2. No se puede —le respondió.
  3. Véndame media vuelta porque la primera no vendré a verlos, mejor me voy a ver equipos llaneros.

«Es importante que se toquen estos temas. Como lo comenté en la presentación de la revista Los Peloteros que tuve la oportunidad de estar presente. Aquí en Hermosillo cuando no hay temporada de beisbol, la diversión de la gente es ir al cine».

«La afición se desespera, ésta es la mejor afición de México, es una afición muy leal y muy comprometida», lo que la directiva no valora, asevera.

Dice que el equipo de Naranjeros está muy desangelado, muy apático. «Ves a los jugadores que no corren las bases, cómo los sacan cuando intentan un robo de base».

Manolo Madera, pese a todo, tiene esperanza de que las cosas vayan a cambiar con la llegada de «El Borrego» Sandoval de mánager.

«Hay una esperanza, claro, porque es un pelotero extremadamente querido en Hermosillo como muy pocos, es de los 5 mejor admirados en la historia del equipo, creo, pero insisto hace fala más corresponsabilidad de la directiva».

 

¿Y las alianzas con equipos de grandes ligas?

Recuerda el maestro y líder magisterial que en el pasado los clubes de la LMP llegaron a tener alianzas con organizaciones de las Grandes Ligas, cuidando la calidad del espectáculo, fundamental para que el negocio pueda ser efectivo, porque sin espectáculo, lo económico empieza a hacer agua.

«Esas alianzas con equipos de Ligas Mayores permitía que vinieran al Pacífico jugadores de Grandes Ligas, pero no sé por qué esto se terminó, ignoro si es para proteger a sus jugadores», comenta.

Otra falla del Club Naranjeros, indica, es que no le da importancia a generar nuevos valores, a desarrollarlos, cuando se carece de una Academia. «Antes los jugadores de Naranjeros aquí se formaban: fue el caso de Pancho Barrio, Ray Torres, Erubiel Durazo, por citar a algunos. Hoy no tenemos peloteros», remarca.

 

¿Quién manda en naranjeros?

12027709_970372933053988_5466769762950409187_n

Tomás Bourjac toca un ángulo que podría explicar la confusión que envuelve hoy a Naranjeros, como es el hecho de que en el Club hay muchos generales y pregunta quién manda en el Club:

«¿Quién manda en Naranjeros? Por un lado, está el gerente del equipo, Juan Aguirre; por el otro, Dereck Bryan; León Lerma, luego el mánager…me da la impresión que hay muchos generales y el mando podría diluirse».

«No se sabe quién es la cabeza del equipo, quién toma las decisiones importantes, la prensa ya no nos informa de los movimientos que se realizan con Naranjeros, no hay críticas importantes; hacen falta voces críticas como Jesús «Wendy» Durán Santeliz de El Imparcial que nos tenía al tanto de la problemática del equipo».

«Hay un marcado divorcio y alejamiento de la directiva con los aficionados. Sólo sale Juan Aguirre a hablar cuando hay alguna circunstancia».

Y respecto a la integración de José Luis «Borrego» Sandoval de mánager en lugar de Delino Deshields, es escéptico de que las cosas puedan cambiar.

«Ya se acabaron los Celerino Sánchez, los Héctor Espino, los Maximino León, los Sergio Robles, aquellos superestrellas que ganaban los campeonatos».

«Naranjeros de Hermosillo requiere cirugía mayor», plantea como colofón a la entrevista con Los Peloteros.