La corona fue para la realeza

Royals 2015

Tuvieron que pasar 30 años para que los Reales de Kansas City conquistaran el segundo título del mundo en su historia, al vencer en 5 juegos (4–1) a los Mets de Nueva York, en una revancha inmediata que obtuvieron al colarse por segundo año consecutivo hasta la Serie Mundial y luego de que en el 2014 había caído ante los Gigantes de San Francisco.

La euforia de la conquista del título en patio ajeno revivió escenas que los Reales habían dejado en la historia durante tres décadas, desde aquella temporada en 1985 cuando Kansas City se alzó con el triunfo en el Clásico de Otoño ante los Cardenales de San Luis.

 

El más valioso, joven venezolano

Los Reales se llevaron también el título del Jugador Más Valioso del Clásico de Otoño, que le fue concedido al receptor venezolano Salvador Pérez, quien impuso su sello personal en los bates de la Serie Mundial y representar a los jugadores latinoamericanos en la competición más importante que define el campeonato de las Grandes Ligas, además de conseguir el título de la Serie Mundial ayudando a su equipo y que Kansas City Royals derrotaran en el quinto y definitivo juego en 12 entradas con pizarra de 7–2 a New York Mets.

Para el venezolano de apenas 25 años de edad, fue un reconocimiento unánime por su labor de liderazgo y manejo del bate oportuno en los momentos decisivos. Pérez, nacido en Valencia (Venezuela) y con cinco años de experiencia en las Mayores, completó los cinco partidos de la Serie Mundial con .364 de promedio de bateo al pegar 8 de 22 oportunidades con dos dobles y dos carreras, y disputó todas las entradas de los partidos menos la última del primero que se escenificó en el «Kauffman Stadium» de Kansas City.

El receptor se convirtió en el segundo venezolano en la historia en lograr dicho honor, detrás de Pablo Sandoval, quien lo alcanzara con los Gigantes de San Francisco en el 2012, y el primer receptor en llevarse el premio desde Pat Borders con los Azulejos de Toronto en 1992. Salvador Pérez se une al abridor Bret Saberhagen como los dos únicos peloteros de los Royals que tienen en su poder el premio MVP de la Serie Mundial.

 

La secuencia del título 2015

RoyalsMetsJuego31280_lo6u7h3n_klfo96dq

1°.- El primer juego de la Serie Mundial se lo llevó Reales en 14 emocionantes innings. Eric Hosmer pegó su segundo elevado de sacrificio de la noche en el fondo del decimocuarto episodio sin out, lo que permitió al veloz Alcides Escobar anotar la carrera del triunfo para que los Reales de Kansas City derrotaran 5–4 a los Mets de New York en el primer encuentro de la Serie Mundial, que rebasó las cinco horas. Este encuentro resultó el tercer partido más largo en clásicos de otoño, el primero fue en 1916 donde los Medias Rojas de Boston superaron a Brooklyn 2–1, el segundo ocurrió hace 10 años, y lo ganó Medias Blancas de Chicago 7–5 a los Astros de Houston.

2°- Eric Hosmer llegó a cuatro producidas en dos días al empalmar sencillo productor de dos carreras para encabezar un ataque de dos anotaciones en la quinta entrada ante el estelar Jacob deGrom y encaminó a los Kansas City Royals al triunfo de 7–1 sobre los Mets para colocarse arriba 2–0 en la Serie Mundial. El derecho dominicano Johnny Cueto sobrevivió a su descontrol en el cuarto inning y logró mantenerse toda la ruta con trabajo de dos hits, llegó a dominar a 15 enemigos, antes de obsequiar el tercer boleto de la noche —segundo a Daniel Murphy— con dos outs en el noveno rollo.

3°.- Tardaron, pero los Mets estaban de vuelta. David Wright remolcó cuatro carreras, dos de ellas con un cuadrangular, Curtis Granderson timbró en tres ocasiones, y agregó un bambinazo de dos rayitas para darle la confianza necesaria al joven serpentinero Noah Syndergaard y Mets derrotó por 9–3 a Kansas City para acercarse en la Serie Mundial 2–1. El trasladarse al escenario de la Liga Nacional obligó al mánager Ned Yost a realizar varios ajustes, entre ellos, dejar en la banca al cubano Kendrys Morales porque desapareció el bateador designado y su pitcher dominicano Yordano Ventura tuvo que batear por lo menos una vez.

4°.- Una auténtica noche de brujas fue el juego del 31 de octubre para los Mets, y Reales se colocaron a un paso del título. Daniel Murphy mostró su lado negativo al cometer un pecado en el momento menos esperado en una rola de trámite de Eric Hosmer que permitió que el partido se empatara y tras el error vino el hit de Mike Moustakas para poner adelante a Kansas City en un octavo inning de tres anotaciones que les dio el triunfo de 5–3 sobre Mets de Nueva York y colocaron la Serie Mundial 3–1 a su favor. Fue la séptima victoria de Kansas City viniendo de atrás en esta postemporada, y la tercera en esta Serie Mundial.

5°.- Después de 30 años y en extrainnings, Reales de Kansas City conquistaron su primer campeonato de la Serie Mundial desde 1985, con una nueva remontada en la que un sencillo del bateador emergente Christian Colon rompió el empate en la parte alta del 12° inning rumbo a una victoria de 7–2 sobre los Mets. Fue la coronación perfecta para un equipo sinónimo de tenacidad y determinación, sencillamente incapaz de rendirse. La victoria 4–1 en la Serie Mundial, también dejó atrás la amargura del año pasado, al sucumbir en un séptimo juego ante los Gigantes de San Francisco. Cuando todo indicaba que los Mets iban a forzar un viaje a Kansas City para extender el Clásico de Otoño, los Reales volvieron a dar el zarpazo en el noveno acto de un partido de superlativo dramatismo.

Adiós apertura brillante.- Maniatados por Matt Harvey durante ocho innings y abajo 2–0 en la pizarra, Eric Hosmer conectó un doblete remolcador y luego anotó desde la tercera base tras un mal tiro del primera base Lucas Duda al plato. Y en el duodécimo episodio estallaron con un racimo de cinco carreras que sentenció un memorable triunfo para una franquicia que llevaba 30 años de sequía.

Fue la octava victoria de Kansas City viniendo de atrás en esta postemporada, con sus cuatro triunfos en esta Serie Mundial conseguidas de esa manera. La carrera de Hosmer en el noveno tras un rodado estropeó la que era una brillante apertura de Harvey y significó el tercer malogrado salvamento por el cerrador Jeurys Familia en la serie y a los libros de Records.

Emergente inesperado.— Colon, un infielder puertorriqueño que no había actuado en toda la postemporada y cuya función se había limitado a ser el traductor del abridor dominicano Yordano Ventura en sus comparecencias ante la prensa, adelantó a los Reales con su imparable por el bosque izquierdo, Lorenzo Caín añadió un doble de tres carreras y Alcides Escobar produjo otra anotación con un doble. El abridor de Kansas, Edinson Vólquez, lanzó pelota de dos hits en seis innings. El derecho subió al montículo, un día después de regresar del funeral de su padre en la República Dominicana.

 

Con 42 años de vida en cuatro series mundiales

Los Reales de Kansas City es un equipo de Beisbol de MLB con sede en Kansas City, Misuri, Estados Unidos que nace en el año de 1973 y juega en la División Central de la Liga Americana. Desde el inicio, el equipo fue potencia rápidamente ya que aparecieron en 7 de los 10 playoffs de la Liga Americana entre 1976 y 1985.

Tiene dos campeonatos de la Liga Americana: 1980 y 1985. Los Reales han participado en cuatro Series Mundiales, perdiendo la de 1980 ante los Filis de Filadelfia y la de 2014 ante los Gigantes de San Francisco y ganando las de los años 1985 contra los Cardenales de San Luis y 2015 contra los Mets de Nueva York. Sus estrellas: George Brett, Frank White, Willie Wilson, Salvador Pérez y Bret Saberhagen.

Reales de KC tiene tres pitchers ganadores del trofeo Cy Young: Bret Saberhagen en 1985 y 1989, David Cone en 1994 y Zack Greimke en el 2009.

 

La trampa del bate

En julio de 1983, mientras los Reales terminaron en segundo lugar después de los Medias Blancas de Chicago, otro capítulo en la rivalidad con los Yankees ocurrió. Después del incidente conocido como «Pine Tar Incident», (el incidente del bat de pino), los ampayers descubrieron un bate de pino ilegal (más de 18 pulgadas arriba del mango), en el bate del tercera base George Brett el cual le había bateado un jonrón de dos carreras a Gossage que puso a los Reales arriba 5–4 en la parte alta del noveno inning.

Después que el mánager de los Yankees, Billy Martin, salió del dogout a hablar con el ampayer de home, Tim McClelland, junto con otros ampayers vieron el tamaño del bate el cual midieron, tocaron, pesaron, etcétera. McClelland fue al dogout señalando a Brett y le hizo la señal de «fuera», anulando el jonrón. George Brett regresó enfurecido al dogout, histérico y con irritación y McClelland expulsó a Brett. Fue reinstalado posteriormente por el presidente de la Liga Americana Lee MacPhail y los Reales ganaron ese juego el cual fue realizado varias semanas más tarde como parte de un doble juego.