Del campo a Champion bat de la LMB

Cacao Fb

Cuando uno observa un partido de los charros de jalisco, es difícil no ponerle atención al tercero en el orden y jardinero izquierdo del equipo tapatío. ¿por qué es difícil? porque primeramente es uno de los refuerzos de esta campaña de charros y también porque es un extranjero y como todo pelotero «fuereño», siempre se espera que sea algo extraordinario dentro del terreno de juego. ese «fuereño» que utiliza el número 26 en su uniforme lleva por nombre Jesús y se apellida Valdez, pero todos en guadalajara lo conocemos como «cacao».

valdez es un pelotero agradable que ama el beisbol y que se entrega al máximo en cada encuentro, pero para todos los que pensamos que la vida de un pelotero profesional es de lo más sencilla, al charlar con jesús nos damos cuenta de que para llegar a ser todo un estelar se tienen que vivir muchas cosas complicadas.

accesible, como siempre lo ha sido desde su llegada a guadalajara, jesús «cacao» valdez platicó con un servidor para la revista los peloteros, en un momento de descanso en el vestidor de los charros, donde nos contó todo lo referente a su llegada a charros y que con mucho gusto compartiremos.

jesús «cacao» valdez nació el 2 de noviembre de 1984 en el municipio de palenque, que pertenece a la provincia de san cristóbal en la república dominicana. hijo de rafael valdez y de flor maría mejía. esta pareja procreó 9 hijos, 2 mujeres y 7 varones, entre los cuales se encuentra jesús. desde muy niño le inculcaron el amor al deporte, puesto que en la república dominicana el beisbol es el deporte nacional por excelencia. «mis papás me inscribieron en una liga infantil cuando yo tenía 12 años, a mis padres les gusta el beisbol al igual que a mis tíos, pero ninguno de ellos firmó para jugar profesional», indicó el pelotero.

la niñez de valdez fue como la tradicional de un pequeño que vive en el campo, ayudando a sus padres y abuelos en las labores, además de compartir su tiempo estudiando y practicando el deporte rey. «me gustaba la escuela, yo estudié hasta el octavo grado en la república dominicana, mis padres fueron bien claros, juega al beisbol pero no dejes de estudiar, pero yo me distraía mucho estudiando en la mañana y jugando a la pelota, así que me pagaron clases para estudiar por la noche para que no afectara mis entrenamientos durante el día, porque también les ayudaba en la siembra de cebolla y criando vacas, tú sabes lo que hace un niño en el campo».

 

Chicago lo firma a los 17

desde muy pequeño, valdez mostró habilidades para jugar al beisbol. la liga infantil en la que jugaba, el hijo del dueño tenía contacto con los cachorros de chicago y desde los 17 años lo protegieron, plasmando una firma e iniciando su camino por el beisbol profesional. «me sentí muy contento cuando me firmaron, en palenque no me daban la oportunidad de jugar y cuando fuimos a la capital y me firmaron junto a pedro strop, que actualmente juega en grandes ligas, la emoción fue grande. cuando regresé a palenque ya firmado, todos se quedaron sorprendidos, no podían creer que a los 17 años ya fuera firmado por un equipo de grandes ligas», apunta el jardinero.

la consecuencia de este suceso significativo lo llevó a dejar todo. «me gustaba la escuela, como te digo, pero me di cuenta de que había más oportunidad como pelotero, yo veía a los que ya jugaban profesional cómo traían buenos carros, no tenían problemas, además de que ayudaban a sus familiares y es por eso que me incliné por dejar el estudio y dedicarme a jugar beisbol».

 

Su hermano jugó en las mayores

BRAD67251

Valdez se convertiría en el segundo de la familia en iniciar trayectoria como profesional. su hermano mayor, Merkin Valdez, jugó como lanzador en las grandes ligas del 2004 al 2011, desfilando por los equipos de gigantes de san francisco, rangers de texas y azulejos de toronto.

cuando inició su camino hacia las grandes ligas, para Jesús Valdez fue complicado dejar a su familia, un tanto serio y hasta se podría decir melancólico mencionó: «el primer año que yo viajé, cuando me fui no podía creer que dejaría a mi familia. hoy en día la situación es otra, ahora ya toda mi familia tiene visa y es más fácil verla, pero ese primer año fue muy duro dejar a mis padres».

Jesús Valdez, en el año 2002, estuvo por 3 meses en la liga roockie con los cachorros, pasando a la clase a en 2003 y al siguiente año a la clase a avanzada, siendo esta categoría lo más que pudo llegar con los cachorros de chicago. en ese año 2004 vio interrumpida su actividad, ya que fue sometido a la famosa cirugía tommy john, dejándolo fuera de circulación por todo un año. en 2008, los cachorros lo dejaron libre y fue firmado por los nacionales de washington donde se mantuvo por un lapso de 5 años escalando categorías hasta que llegó a triple a con el equipo de syracuse, pero nunca pudo dar el brinco al equipo grande de los nacionales. ahí terminó la travesía del «cacao» por el beisbol norteamericano.

 

Agente libre en el 2013

 

al convertirse en agente libre en 2013, visitó a su papá que ya vivía en nueva york y ahí recibió la llamada para ser invitado para jugar en japón en una liga independiente, donde participó en 2013 y 2014. durante esos años, Jesús Valdez jugó en el invierno en colombia, dominicana y nicaragua, por lo que no dejaba de tener actividad en el deporte de sus amores.

 

No quería venir a Mexico

Cacao Charros Fb

su llegada a méxico fue un tanto extraña, ya que el dueño del equipo colombiano con el que participaba tenía contacto con los leones de yucatán de la liga mexicana, pero «cacao» no quería venir, ya que anteriormente había tenido un problema con la pelota azteca. «ya me habían invitado a méxico para jugar con veracruz, pero prácticamente me bajaron del avión ya que de último momento me dijeron que no se había concretado nada y eso me desanimó para volver a jugar en méxico», así lo recuerda en la plática que tuvo con los peloteros.

pero hubo una persona que insistió en que probara suerte en la liga mexicana, celio hernández, quien le aseguró que había una buena oportunidad de jugar con los leones de yucatán. «yo estaba molesto, era mi sueño venir a méxico, pero después de lo sucedido dije que no quería volver porque no me daban la oportunidad, entonces celio me aseguró que si no hacía el equipo, ellos me podrían conseguir trabajo en una sucursal y que si mis números aumentaban, me podrían subir al equipo grande y fue por eso que acepté venir a méxico», nos platicó el dominicano.

el «cacao» no tenía en mente quedarse con los leones, pero el mánager venezolano willy romero lo observó y le comenzó a dar la oportunidad de emergente y el dominicano comenzó a responder con el bat, conectando imparables y cuadrangulares ganándose un puesto con el equipo grande en este 2015.

 

Sorprende y es campeón bat

la campaña 2015 de la liga mexicana de beisbol fue algo inolvidable en la vida de valdez. primeramente fue convocado al juego de estrellas, que se llevó a cabo en yucatán y por si eso fuera poco, terminó siendo el campeón bateador del circuito, al terminar con un porcentaje de bateo de .363, además de terminar tercero en el departamento de carreras producidas, a lo cual el pelotero nos comentó: «de verdad que terminé muy contento con ese título de bateo, siempre traté de hacer los ajustes para conectar la pelota, nunca traté de hacer de más, yo sé que willie romero en más de alguna ocasión intercedió por mí para que me quedara en el equipo y yo me responsabilicé en no defraudarlo, creo que ese es el resultado al esfuerzo y al prepararte a diario, la verdad fue agradable muchacho».

 

Le dolió eliminación de Yucatán

 

aunque terminó campeón bateador, a Jesús Valdez no le gustó mucho la eliminación de los leones de yucatán, pero confía en que el equipo melenudo de nueva cuenta podrá llegar a los playoffs. «fue algo duro, sabíamos que yucatán tenía mucho sin playoffs y no pudimos concretar el objetivo, pero tenemos equipo para repetir y poder buscar la siguiente temporada el título», dijo muy seguro el que se convirtió en ídolo de la afición de mérida.

el ser tomado por charros de jalisco en el draft de la lmp le sorprendió mucho, ya que no tenía contemplado jugar en el invierno en méxico. «¿imagínate cómo lo tomé cuando me enteré? tú puedes creer que yo venía con la mentalidad de no quedarme a jugar en méxico en el verano, mucho menos pensé en jugar en invierno, la verdad me dio mucha alegría que me tomaran en cuenta y aquí estoy para hacer mi trabajo, no pensé que a este fuereño lo llamaran».

siguió con su buen humor pero por un momento se quedó pensando, al cuestionarlo sobre qué sería de Jesús Valdez si no se dedicara al beisbol profesional y el tercero en el orden de los charros nos dijo: «qué buena pregunta, la verdad no lo sé, no podría responderte, yo creo que estaría ayudando a niños a jugar beisbol, pero esa es una pregunta que nunca me habían hecho».

fanático a todo tipo de música, el «cacao» hace buen ambiente con sus compañeros en el vestidor. esperando la hora del juego y con una bolsa de hielo en mano para desinflamar por un golpe recibido un juego antes, valdez nos comentó entre risas que le gusta comer, pero que ahorita lo tienen castigado para mantenerse en forma: «me encanta el arroz, las habichuelas (frijoles) y la carne. a mi esposa le enseñé el toque dominicano para comer. sólo que ahorita me tienen “castigado”, mira, estoy comiendo puras manzanas y atún, ¿lo puedes creer? jejejeje».

el pelotero dominicano utiliza el número 26 en la espalda, pero no es el número que habitualmente usa. «siempre he usado el 24, pero también tuve que hacer un cambio, es por eso que utilizo el 26, llevo dos años usando ese número y ya fui campeón bateador y ahora estoy jugando en el pacífico, ¿tú crees que lo voy a cambiar?», mencionó el dominicano que ya empezaba a enfundarse en la franela color azul rey.