De Fernando Valenzuela a Amílcar Gaxiola

Novatos Fb

Desde que nació en 1958 la Liga Mexicana del Pacífico, entonces Liga de Sonora, optó por dar un reconocimiento al Novato del Año. Así van 58 valores, principalmente nacionales que han obtenido el trofeo. Y como sello de distinción, 11 han llegado a las Grandes Ligas.

La idea nació en 1940. S.A.B.R., por sus siglas en inglés, Sociedad Investigadora del Beisbol de América, realizó la primera votación. Un grupo de periodistas de la «sucursal» de Chicago fue promotora. Por 7 temporadas otorgaron el premio hasta que las Ligas Mayores decidieron participar haciéndolo nacionalmente.

Así, en 1947, aun con solamente uno anual, sorprenderían al mundo y no sólo beisbolero eligiendo ganador al primer miembro de la raza negra, quien rompió la barrera racial, Jackie Robinson.

Para 1949 decidieron honrar cada liga y en 1987 el trofeo recibió su nombre, a perpetuidad como festejo por 40 años desde su debut, otrora controversial y que cambió al rey de los deportes para siempre.

La integración fue de los aciertos más trascendentales de la historia. Entre nativos mexicanos o protagonistas que han nacido en territorio nacional y hayan sido honrados sólo está Fernando «El Toro» Valenzuela, en 1981. De paso, único que lo ha combinado con el Cy Young o al Pitcher del Año en la Nacional.

 

 

VICENTE «HUEVO» ROMO, TRIPLE CORONA

 

Marco Antonio Sánchez (Naranjeros) fue el Primer Novato del Año en la LMP: jardinero de gran contacto promediando .304. Tres años después Vicente «El Huevo» Romo (Ostioneros de Guaymas) sería distinguido, pues a pesar del 2–4 tuvo efectividad de 2.61, con impresionantes facultades. El tiempo lo confirmaría pues compiló lo que probablemente no exista en otro circuito profesional, retirándose con la triple corona de por vida (182 triunfos; 2,038 ponches; 2.38 de efectividad) considerando al menos 1,100 innings, que limitaría a cualquier retador del presente a menos que la liga programara calendario de 100 o más juegos en el futuro. Su estreno en el mejor beisbol del mundo se dio el 11 de abril de 1968. No tardaría en unirse un hermano menor, Enrique, ganando el Novato del Año de nuestro beisbol en 1967, llegando a la Gran Carpa en 1977 (7 de abril) y superando a su fratelo por haber participado en la Serie Mundial 1979, cuando se coronaron los Piratas de Pittsburgh.

 

De Elliot Wills a Amílcar Gaxiola

amilcar gaxiola slider

Otros premiados en la LMP que avanzaron a Grandes Ligas son, y en orden: Maximino León (1969–70; 1973); Elliot Wills (1974–75; 1977); Alejandro Treviño (1978–79; 1978); Matías Carrillo (1982–83; 1991); Francisco Córdova (1993–94; 1996); Óscar Robles (1995–96; 2005); Erubiel Durazo (1997–98; 1999); Luis Carlos Rivera (1999–2000; 2000); y Édgar González (2002–03; 2003).

Wills nació en Washington, Distrito de Columbia, y es el hijo de exligamayorista, Maury Wills. Otros que nacieron en el extranjero y han sido Novatos del Año (LMP) son Luis Lagunas (1968–69) y Xorge Carrillo (2013–14). Este último podría todavía llegar a la Gran Carpa, como también están Sebastián Valle (2009–10), Amílcar Gaxiola (2014–15), si no es que otros.

 

¿Quién pinta para novato del año?

logoLMP

Esta campaña en la LMP es difícil escoger a uno. La mayoría de clubes incluyen a 4. La condición de un roster es que esté formado por 28 jugadores, hasta con 6 extranjeros y un novato. Lo concretaremos a uno por equipo y lo que pudiera ser el más destacado aunque es realmente complicado diferenciarlos.

Por otro lado, siendo condición del pasado que cada novato sea identificado, hoy el circuito no lo exige y cambios de reglamentos que no son publicados, hace complicado identificarlos. Haremos el intento que califiquen o no para el premio.

 

Muñoz, el de Parral

CarlosMunoz

Carlos Muñoz, originario de Parral, Chihuahua, pertenece a los Venados y también a los Piratas de Pittsburgh. Hace un año debutó en la LMP durando apenas 9 juegos con 15 turnos al bat, dando un mísero imparable (.067). Hoy ha tomado la liga como si fuera un veterano no sólo convertido en puntal de Mazatlán sino distinguiéndose entre los mejores. Su .451 de promedio como embasado sólo lo superaba el formidable Wellington Dotel (.475) y aunque no lo crea también ocupaba el 3er. lugar en bateo de poder (slugging; .591), atrás de Dotel (.655) y Alex Liddi (.618). En otras palabras, su OPS o la suma de ambas estadísticas era de 1.042 que para dar idea, es raro que al final de la temporada, sea mexicana o de Ligas Mayores, estén más de 5 promediando 1.000 o más. Además el chamaco de 21 años (6/29/1994) en triples (2) jonrones (3) y producidas (13) empatado en lo último por el 4º. bat, Cyle Hankerd.

 

Juan Miguel, el de Bacobampo

Juan Miguel

Juan Miguel Robles, nativo de Bacobampo, Sonora, está entre los Mayos. El 6 de noviembre cumplió 18 años habiéndose convertido días antes en el más joven que haya registrado un salvamento en la LMP: 26 de octubre, ante 16,809 asistentes en el Estadio Bancomer de los Tomateros. Para mayor mérito, lo hizo a la antigua, lanzando 2.1 innings o sacando 7 outs luego de entrar en la 7ª., la pizarra 2–0 con 2 outs y Sergio Gastélum en la inicial por sencillo. Dominó al exligamayorista Román Alí Solís en elevado al cuadro y cedió un hit, más un pase y un ponche en el resto del camino. Al escribir lucía récord de 2–1, 3.38 en 7 salidas en que la oposición ha promediado bajísimo .140 ante el derecho. Fue firmado por los Astros de Houston a principios de 2015, pasando por 4 ligas en rápido ascenso. Podría reportar a doble A.

 

Jorge Andrés, de la Barca, Jalisco

Jorge Andrés González Camarena

Culiacán optó por incluir hasta 6 novatos en este calendario, demostrando la calidad lograda en sus drafts. Uno es Jorge Andrés González Camarena, oriundo de La Barca, Jalisco, quien pertenece a los Dodgers y el pasado 25 de septiembre cumplió 19 años. Benjamín Gil ha demostrado gran confianza en él y no sólo ante zurdos. Lo ha usado hasta 2 entradas contra 8 Venados en Mazatlán. Hizo lo que se requiere de un relevo: apagar el fuego y dar oportunidad de venir a atrás. Estaban 5–0 a favor de local, después de anotar una en el rollo, Héber Gómez en primera y 2 outs. Fue recibido, irónicamente, por Carlos Muñoz que dio sencillo; pero sin más obligó rola 3–3 de Éric Rodríguez. Los guindas se quedaron cortos anotando un par; pero González cumplió con creces. Su récord está en 1–1, 3.38 y habiendo recibido 5 corredores de herencia sólo uno ha anotado. Gran razón es que cuando ha tenido gente en posición anotadora o momento de mayor presión, 7 rivales le han dado solo un imparable: .143.

 

A cañeros le sobra talento

Cañeros Mochis 2015 FB

La directiva de los Cañeros ha dado gran oportunidad a jóvenes en recientes años que entró en transición. Es difícil ser parte de su roster, por una bastedad de talento. ¿No lo cree? El roster que revisamos incluía 15 de 29 protagonistas que nacieron a partir de 1990 y siguen en el primer lugar. Escogimos al club para ser la sorpresa 2015–16. Pues Luis José Pino Valdez, quien el 4 de noviembre llegó a 21 años y pertenece a los Gigantes de San Francisco, no ha recibido mucha oportunidad. Es entendible entre tanto capacitado. No obstante, en 5 salidas, incluyendo un par contra los Naranjeros, trabajó 6.1 episodios, de 8 hits (6 sencillos y par de dobles), cediendo 2 limpias (2.84). En general no tenía decisión con 2.53 de efectividad (10.2 IPs). Es de Monterrey, que se ha convertido en cuna de ligamayoristas (San Nicolás de los Garza) y con un mundo por aprender, ya ha dejado a varios perplejos.

 

Roberto Ramos, de Hermosillo

Roberto Ramos

Hablando de los Naranjeros, también han estado depurando su roster y ya cuentan con varias figuras; pero quien ha atraído la mirada de buscadores de talento por todos lados es Roberto Ramos Vallesteros (así aparece en la liga). El próximo 28 de diciembre alcanzará 21 años; pero desde el 21 de junio de 2014 el hermosillense pertenece a los Rockies que lo tuvieron en clase A y compiló .341 con 10 HR y 40 remolcadas, este verano. Por ahora batalla ante el fuerte pitcheo de la LMP: .224, 1 y 6 respectivamente. En especial a la hora cero es cuando ha respondido mejor: .292 con corredores en base; .333 cuando también hay 2 outs; .313 cuando están en posición anotadora; y .429 cuando en esa situación están con 2 outs. El lío es que los supercampeones están batallando tanto, que José Luis «El Borrego» se ha visto forzado a usar veteranos. Retrasarán el avance del joven de gran tonelaje: 1.95 metros y 100 kilos.

 

Los hermanos Urías, de Magdalena de Kino

Urías

La familia Urías Figueroa, de Magdalena, Sonora, tiene derecho a presumir. Dos de los mejores prospectos mexicanos, y en una posición tan difícil como el campo corto, son de ella. Luis Fernando que firmó con los Padres (San Diego), es el menor (6/3/1997). No estaría de titular con los Yaquis de haber reportado o cuando lo haga Daniel Castro que también es sonorense y ya ha brillado con los Bravos de Atlanta. Pero Luis estaba promediando .356 con los tricampeones. Aparte de excelente fildeo, promediaba .333 como primero de la tanda; .324 sin gente en base; .400 con corredores en base; .462 si hay 2 outs en esa situación, etcétera. ¡Es increíble! Su hermano Ramón, aunque no crea, nació 3 años antes, exactos (6/3/1994). Otrora perteneció a Texas. Desde 2013 está con los Diablos Rojos, mejorando cada rol al grado de promediar .351 en la LMB. A pesar del exigente beisbol de la LMP, lo está haciendo igual (.350) demostrando recientemente en Guadalajara un alcance defensivo impresionante, tanto al hueco como atrás de la intermedia.

 

Los dos receptores de Charros

Carlos Eduardo Garzón Ugalde

Quizá no haya caso donde ambos catchers sean novatos. Es inimaginable por la enorme responsabilidad del puesto. Así se ha acomodado entre los Charros por la lesión que tiene Gabriel Gutiérrez, de los mejores del país. Bajo su tutela el progreso de Carlos Eduardo Garzón Ugalde (14/5/1992) y Ángel Alfonso Chavarín Aguilar (22/10/1990), este zurdo para batear lo que hace un lujo, es formidable. Lógico, la falta de experiencia se ha notado y el staff no luce como debiera. Pero han sacado la casta y tal vez ninguno califique como novato por tener años en el circuito veraniego. De nadie más dependerá en especial el futuro de la escuadra jalisciense. Alternarlos ha sido un acierto de Juan Navarrete, mientras uno logra tomar el toro por los cuernos. Lamentamos no poder comentar de muchos más, en excepcional año de talento… MUCHAS GRACIAS.