#CHARROMANIAaPRUEBA

charros10

Tras iniciar, como la temporada pasada con una derrota en el juego inaugural en Zapopan contra ‘Águilas de Mexicali’ y en esta campaña derrotados en el partido inaugural jugado en el flamante nuevo estadio de Culiacán ante ‘Tomateros’, en ambas Los ‘Charros de Jalisco’ ganaron después los siguientes encuentros e iniciaron a tambor batiente el correspondiente certamen anual de la Liga Mexicana del Pacífico, nuestro béisbol profesional mexicano de invierno, pero con una diferencia sustancial entre ambos torneos.
Es que habrá que recordar que en la emotiva temporada 2014-2015, esa fantástica y emotiva que fue la primera en la nueva etapa del equipo al regresar la pelota caliente a Jalisco tras un larguísimo periodo de ayuno beisbolero de calidad suprema en nuestro estado, el equipo fue un escuadrón solido y triunfador de principio a fin de la campaña regular, terminando en segundo sitio del standing en la primera vuelta y tras apretar el paso y consolidarse como el mejor team del circuito, culminaron la segunda vuelta como líderes, siendo además en el balance de las dos vueltas indiscutible mejor conjunto, el favorito además para lograr la obtención del campeonato, al que se enfilo con determinación y firmeza, ganando contundentemente las series de postemporada correspondientes a las etapas de cuartos de final y semifinal, perdiendo en forma por demás sorpresiva la serie final contra los ‘Tomateros de Culiacán’, quedándose con el subcampeonato y dejando un gratísimo sabor de boca en la afición que en gran número acudió a todos los encuentros en el estadio de atletismo construido para los juegos panamericanos realizados en la entidad en 2011 y que estando abandonado como casi todas las instalaciones edificadas para dichas competencias, fue transformado para ser la casa de los ‘Charros’, adicionados que hicieron nacer la ‘Charromanía’ y esperaban con ansia la nueva edición 2015-2016 de la Liga del Pacífico esperando al equipo jugar aún mejor y lograr el anhelado campeonato.

Y está temporada 2015-2016, el equipo perdió el encuentro inaugural pero ganó en fila los subsecuentes en las primeras series, pareciendo que fácilmente superaría el éxito deportivo alcanzado la campaña del año previo, pero ha resultado plena de vicisitudes y altibajos, sin poder consolidarse como un escuadrón confiable, con apenas la fuerza y suerte para llegar con apuros al final de la primera vuelta colocado a media tabla del standing pero sin dar señales de confiabilidad al aquejarles un cumulo de lesiones y bajas de juego de varios peloteros clave y con un talón de Aquiles que es el pítcheo, siendo un equipo impredecible y aunque mantiene aún buen número de aficionados fieles, los resultados medianamente favorables del conjunto la han venido reduciendo gradualmente.

No obstante el esfuerzo de la directiva por tratar de conseguir los peloteros que suplan a quienes se han estado lesionando demasiado frecuentemente y a los lanzadores que conformen un staff consistente de abridores y relevistas que generen confianza y solvencia al resto del equipo, que hasta ahora no han logrado y ‘Charros’ sigue inmerso en un altibajo constante, quizá sin riesgo de no pasar a finales pues son seis los escuadrones que llegan a la postemporada, pero muy lejos de ser para la afición el alucinante grupo de peloteros triunfadores h entregados que  la edición anterior hipnotizó a la noble fanaticada beisbolera que se les entregó plenamente y los impulsó con vehemencia y ahora empieza paulatinamente a perder interés y eso se refleja en el número de quienes acuden a los partidos, que se percibe en reducción paulatina.

La directiva está buscándole y no ha dejado de trabajar para encontrar los peloteros ideales que reconviertan a ‘Charros’ como escuadra confiable en su cuerpo de lanzadores, pero siguen presentándose las constantes lesiones y altibajos en rendimiento en los lanzadores, errores defensivos e inconsistencia a la ofensiva, bateando pero también dejando muchos hombres en las bases, ocasionando un casi permanente empate entre victorias y derrotas, algunas de ellas dolorosas por lo abultado de los marcadores en contra y otras por perder en los últimos innings a pesar de haber tenido amplia ventaja sobre el rival.

Recién inició la segunda mitad del torneo y aún se puede y debe dejar fuera del grupo a quienes, aún siendo los supuestos peloteros estelares, no puedan por lesiones, baja de juego o simple indolencia, merecer un lugar en el roster oficial y la directiva debe buscar nuevos equiperos en otros lugares o jugársela con chavalos jóvenes que aunque cometan errores vayan preparándose con la experiencia de jugar con frecuencia, a ser los nuevos estrellas del equipo.

El peor escenario que podría ocurrir es el fracaso absoluto y se derrumben cayendo al grado de no alcanzar a pasar a playoff, que sería ridículo porque llegar a esa fase de post temporada  es fácilmente alcanzable dado el sistema de competencia que posibilita que 6 de los 8 equipos que contienden vayan a finales, de ahí que ese escenario hay que descartarlo, seguramente van a calificar, pero luego entonces el reto es que una vez calificando, tengan la posibilidad de ganar al menos la primera serie , y lleguen a disputar la semifinal, eso ya aliviaría la desilusión de la afición que ya no vería el resultado final de la campaña como un fracaso, pero pensando en relación a la temporada previa, lo ideal y que aún es posible lograr, es cumplirle a la fanaticada y arribar a la serie final aspirando al título, una meta aún alcanzable solo si se toman decisiones y se actúa con oportunidad y firmeza en la actualización de peloteros funcionales, pero hay que ser conscientes y advertir que por lo logrado hasta hoy, existen varios conjuntos que han estado luciendo al estar jugando y ganando, claramente mejor organizados y más consistentes que nuestros ‘Charros’, en este momento mejor vistos como candidatos más sólidos para ganar este campeonato.

La directiva sabe lo que hay que hacer, y motivar a los peloteros y cuerpo técnico a tomar conciencia de sus alcances, retos y riesgos , todos deben asumir que aún se puede alcanzar el éxito en esta temporada y de nuestra parte, como afición, debemos hacer lo que nos toca , y aunque exigiendo con crítica objetiva, sigamos y apoyemos firmemente a Charros. ¡vamos ‘Charros’!.

@salvadorcosio1
salvador.cosio@hotmail.com