Marco Estrada a tris del juego perfecto

Marco Estrada FB

¡Clase de pitcheo, de nuevo, nos brindó Marco Estrada!

Nuestros respetos para el sonorense, (5–3, 3.45) logró lo que Dave Stieb hizo en 1998 lanzando para los Azulejos: tirar juegos perfectos hasta la octava entrada en aperturas consecutivas.

Todo un hecho histórico, amigos.

Marco estuvo a punto de convertirse en lanzar ante los Tampa Rays el 22 juego perfecto de la historia de MLB, a partir de 1900.

El nativo de Obregón no ganó el juego porque las incidencias se extendieron hasta la doceava donde un cuadrangular de Chris Colabello marcó la diferencia para un dramático 1–0 a favor de Toronto.

Sólo un infield hit por la segunda base de Logan Forsythe le rompió la hazaña, ¡maldita sea la cosa!

Más tarde, salió del partido tras recibir doble de Kevin Kiermaier en la novena entrada luego de lograr los primeros dos outs.

Roberto «Cañoncito» Osuna sacó el último out del noveno.

En su labor de 8 2/3 abanicó a diez (por quinta ocasión en la temporada. Estrada lleva 5–3, 3.45), pero 4–0 y 2.94 en cinco aperturas en este mes, lo cual por supuesto le puede dar el reconocimiento del Pitcher de Junio en la Liga Americana.

 

 

Jaime García, brillante

Jaime Garcia

El tamaulipeco Jaime García no se quiso quedar atrás y también volvió a tener otra salida de alta calidad: permitió una sola carrera en siete innings ante Miami con ello puso sus números en 3–3, mejorando su ERA a 1.69. En su labor recibió cinco hits, ponchó a cuatro y no dio base.

Claves también en el triunfo de 6–1 de sus Cardenales fueron los cuadrangulares de Kolten Wong y Jason Heyward, quien llegó a nueve en la temporada, además de que fue su tercer juego seguido haciéndolo.

En el juego, Giancarlo Stanton conectó su vuelacerca 27 para mantenerse de líder en la especialidad en la Liga Nacional. Veremos a cuántos llega antes del 14 de julio, cuando se celebre en Cincinnati el Juego de las Estrellas. (Hay tema sobre ese aspecto, sí, en cuanto a quien tiene la mejor cifra hasta antes del juego estelar de media temporada).

 

No es Mad Max

MLB: Detroit Tigers-Photo Day

De ninguna forma crea usted que se trata de Mad Max.

Olvídese, que eso es ciencia ficción.

Aquí en los hechos, reales, se llama Max Scherzer.

Vea usted a este gran héroe de carne y hueso:

El superestelar «Nat» llevó juego perfecto hasta el sexto inning ante los Filis; buscaba convertirse en el segundo lanzador en la historia de Grandes Ligas en lanzar dos juegos sin hit consecutivos, tal y como lo hizo a Johnny Vander Meer con los Rojos de Cincinnati en junio de 1938.

Y es que Mad… perdón, Max, logró un juego sin hit el sábado frente a Pittsburgh, quedándose a un strike del juego perfecto antes de golpear a José Tábata con un lanzamiento en cuenta de 3–2 con dos outs.

En su previa apertura recibió sólo un imparable y ponchó a 16.

Esta vez se quedó corto en la aspiración hacia la gloria:

La historia nos dice que Scherzer (9–5) retiró en orden a los primeros 16 bateadores que enfrentó antes del doblete del venezolano Freddy Galvis.

En su victoria de 5–2, el derecho de los Nacionales permitió dos carreras y cinco hits en ocho entradas.

¿Mad Max…?: no: ¡Max Scherzer!

 

Sandberg deja a los Filis

Ryne Sandberg

Bien lo dijo Yogi: «cuando las cosas no funcionan… no funcionan».

Llevar 26–48 y estar en el sótano de su división, obligó a Ryne Sandberg a dejar el puesto de mánager de los Filis de Filadelfia.

Luego de arribar al timón de los cuáqueros en el 2013, el miembro del Salón de la Fama en Cooperstown, tuvo registro negativo de 119–159.

Fue su primera experiencia como manager.

Sandberg (55) brilló con gran intensidad como segunda base, lo que le valió ser exaltado en el año 2005 —junto con Wade Boggs— al Salón de la Fama de Ligas Mayores tras una carrera en la que militó 15 temporadas con los Cachorros y una con los Filis. Filadelfia.

Así las cosas.

 

Ramiro Peña

Ramiro-Pena-Douglas-Jones

El reto de volver a la Gran Carpa sigue vigente para el regio Ramiro Peña:

De momento promedia sobre la cifra mágica (.315, 3, 37 hasta hace dos días, lo cual dice que se encamina a su mejor temporada en Triple A.

Reciente, el utility bateó dos dobles (15) y remolcó a un par de compañeros al plato, en victoria de su equipo, los Chihuahuas de El Paso, sobre Isotopes de Albuquerque, por años sucursal de los Dodgers y ahora de los Rockies.

Esperemos llegue septiembre, cuando se abren los rosters, para ver si tiene la oportunidad de retornar al mejor beisbol del mundo; bueno, con los Padres de San Diego.