Rectas al plato

Un saludo afectuoso a mis siete fieles lectores…

No puedo dejar de mencionar los lamentables acontecimientos ocurridos el pasado viernes 1º de mayo en mi bello estado de Jalisco. Los ciudadanos no somoslos culpables de los desencuentros entre grupos delictivos y las fuerzas de seguridad, si el coach de tercera mando una señal equivocada o fue mal interpretada por el pitcher quien lanzo la bola errónea y le pegaron de hit, no laceren la seguridad de nuestra entidad, no atenten contra la economía de particulares honestos y trabajadores, no perjudiquen a los ciudadanos quemando sus automóviles, sus autobuses o sus automotores; nosotros no somos los culpables, no deben pagar justos por pecadores.

Y los ciudadanos, actuemos con seriedad y responsabilidad…

Y digo esto porque no faltaron quienes, desde sus cuentas en redes sociales abusaron de manera irresponsable y perversa; creyendo ser chistosos, difundiendo información falsa y creando una psicosis mayor entre los ciudadanos. Especialmente aquellos que circularon el video del incendio del hotel Riu, que al ser el edificio más alto de la Zona Metropolitana, con 44 pisos y 215 metros de altura, provocó que elementos de protección civil y bomberos se trasladaran de manera urgente al lugar, cuando podrían haber atendido un siniestro de los que estaban sucediendo en tiempo real en nuestra ciudad. Ese incendio sucedió en el 2011, hace ya 4 años cuando lo provoco una falla eléctrica, no un atentado. Pero esto nunca lo aclararon estos chistositos. A estos ciudadanos, que de manera irresponsable y a aquellos que de manera inconsciente replicaron el video en sus perfiles y cuentas los invito a reflexionar acerca del uso de las herramientas modernas, actuemos con responsabilidad, participemos dando información veraz, que nos conste, que podamos corroborar, que provenga de fuentes serias y confiables; cuestionemos duramente a aquellos malos ciudadanos que abusen de lo que pasa, ya que otros pueden resultar lesionados como resultado de estos actos. No puedo imaginar la reacción de un ciudadano de estos, si por su acción resultase desatendido algún familiar, amigo o él mismo, porque por “su publicación” los cuerpos de seguridad atendieron un percance “falso” y el tiempo de respuesta para atenderle a él hubiese sido vital para salvar su vida.

Andamos cómo andamos, porque somos como somos y cuando pica la hormiga, hay dos cosas por hacer: rascarse… y esperar la roncha. ¡Cría cuervos y tendrás muchos!

 

Hoy sólo rectas al plato…

Pircher alone copy

Bola Rápida o Fastball, también llamadas “rectas”.

Existen muchos tipos de rectas. La recta es por lo general un lanzamiento muy rápido (entre 85 y 100 mph). Entre más rápido sea el pitcheo, menos movimiento puede incluir.

Recta de 4 costuras
Recta de 4 costuras

La recta que logra mayor velocidad es la que no lleva movimiento en su trayectoria y es la Recta de 4 Costuras. Es el lanzamiento más común que se ve en los partidos hoy día. Los pitchers que la usan dependen de su velocidad para que sus picheos no sean bateados.

Recta de dedos separados
Recta de dedos separados

Recta de dedos separados-: lanzamiento con quiebre hacia abajo (descendiente) al final, se sujeta con los dedos índice y medio separados en la parte más abierta de las costuras.

Su velocidad fluctúa entre las 82 mph y hasta las 92 mph, es una de las más letales que “abanican” los bateadores debido a su movimiento descendente al llegar al plato… ¡No querido lector, no “abanican” la bola con ese objeto femenino de origen hispano (soplador) para quitarle el calor!. La expresión se refiere a que el bateador intento golpear el lanzamiento y no lo logro, o sea, “la abanico”…

Recta Cortada
Recta Cortada

Recta cortada: Este tipo de recta tiene un movimiento diagonal al final de su trayectoria, hacia la izquierda en caso de pitcher derecho (viceversa si es zurdo). Su velocidad va alrededor de las 91 hasta las 97 mph y tiene gran eficiencia al momento de “darle ponche” a los bateadores… Y esta expresión coloquial se refiere a hacer fallar al bateador y eliminarlo en su turno al bat sin conectar la pelota, no se trata de darle a beber ningún aperitivo, ¡aclarado!

Recta de 2 costuras
Recta de 2 costuras

Recta de 2 costuras: Su trayectoria es con quiebre hacia el lado contrario del explicado para la recta cortada, se usa mucho para iniciar lanzamientos contra un adversario, su velocidad no es la más alta pero si puede engañar fácilmente a un bateador por su semejanza al Screwball en cuanto a cómo se mueve hacia el plato. Es muy usada hoy en día por los lanzadores no tan rápidos.

Recta sinker
Recta sinker

Sinker: Este pitcheo es una gran opción para sacar a los lanzadores de problemas. Lo usan mucho en situaciones de doble matanza (doble play) o cuando se necesita de un out para terminar la entrada (inning) debido a que por su efecto hacia abajo, el bateador golpea roletazos al cuadro fáciles de controlar. Su agarre es similar al de la Recta de dedos separados, pero con los dedos más pegados. Se lanza por un lado del brazo para así sacar su rompimiento que es hacia abajo y un lado y la bola se sujeta así:

 

Una del mago Septién…

fotos del mago

Quién que haya escuchado el béisbol no recuerda al excelente narrador mexicano Pedro “el mago” Septién… Una mañana en la cafetería de la XEW, el “Mago” Septién y Sonny Alarcón discutían, la voz del “Mago” sobresalía en dicho desacuerdo… Y decía: “Sonny, te digo la verdad, es cierto… ¡Que me caiga muerto si miento!”… Lo dijo tan irritado que al hacer un movimiento, su silla que estaba cerca de un escalón perdió el equilibrio, lo que provocó que el “Mago” rodara por el suelo con todo y silla… Como si cayese muerto!!!… El café estaba lleno y como si fuera en coro, las carcajadas sonaron por todos lados…

Vaya sed… de triunfo…

 

Tres ponches en una entrada…

Antonio Pulido

Dos lanzadores de la LMP ostentan el record de tres ponches en una entrada con nueve lanzamientos. El primero fue Antonio Pulido, pitcher de los Tomateros de Culiacán, quien el 4 de enero de 1983 hizo abanicar a sus tres oponentes de los Venados de Mazatlán usando sólo 9 picheos en la novena entrada; en tanto que Jorge de la Rosa fue el segundo y último que jugando con los Naranjeros de Hermosillo y coincidentemente, también ante Mazatlán. La gran casualidad de este record es que lo hizo en la misma fecha pero del año 2006.

Hasta aquí por hoy, queda abierto un canal de participación para que tú, querido aficionado, compartas con nosotros tus Anécdotas, Reglas y Remembranzas.

Y súmete que te quedó jabón…

Hasta la próxima….

 

Alberto Cárdenas Camarena 
acardenas77@hotmail.com