¿Béisbol detrás de la red?

Saludando cordialmente y deseándoles una excelente semana a mis siete fieles lectores a quienes agradezco sus comentarios e inquietudes, ya que gracias a ustedes se alimenta de sabiduría y recuerdos esta columna.

A darle, córrele que nos está esperando chencha y ya sabes que dice: “Si dos perros siguen a una liebre y el de adelante no la alcanza… el de atrás menos…”

En mi colaboración anterior titulada: Y… ¿Qué es eso de los numeritos? (http://www.lospeloteros.com.mx/2015/03/y-que-es-eso-de-los-numeritos/) definí brevemente  este deporte llamado Béisbol, les platique como se les asignan números a las posiciones que desempeñan los jugadores dentro del campo de juego del equipo que ejerce la defensa.   Pues bien, vamos a lo básico y por partes para que vayan familiarizándose con términos y expresiones, que si no lo hago así, luego me acusarán de hacer bolas el engrudo…

 

Reglas Básicas y Campo de Juego

home

Estas son muy sencillas, existen algunas específicas para situaciones concretas que poco a poco iremos analizando y explicando.

Básicamente este juego se trata de golpear la pelota lo más fuerte y colocada lo más lejos posible dentro del campo de juego. La zona de juego es un cuadrado denominado “cuadro” o “diamante”, el home o home plate (lugar de bateo) se encuentra situado sobre uno de sus vértices. Las carreras (anotaciones) se registran cada vez que el bateador corre todas las bases del cuadro.

El equipo visitante es el que inicia el ataque, es decir, que batea.    Los jugadores van saliendo de uno a uno siempre en el mismo orden para intentar batear y no ser eliminados.    Cuando tres jugadores del equipo que bateaba son eliminados o puestos out el turno de bateo pasa al equipo que defendía; así van cambiando de ataque a defensa hasta un máximo de nueve veces.    Cada vez que un equipo ataca y defiende se pasa una entrada (inning).    Al final de las nueve entradas, si no hay empate se acaba el partido, si lo hay, se van jugando entradas adicionales hasta que uno de los dos equipos consiga más carreras que el otro al finalizar el inning completo.

 

“Playball”…

Umpire-School-6-1

Expresión que grita el ampáyer o árbitro para dar inicio al juego…

En juegos de liga se designan siempre tres ampáyeres, uno principal y dos auxiliares. El ampáyer principal se coloca detrás del home o cajón de bateo, y decide si los lanzamientos son strikes o bolas.    Los otros dos ampáyeres se colocan, uno sobre la línea de cal de primera base y el otro sobre la línea de cal de la tercera almohadilla.   El ampáyer principal se apoya en sus auxiliares de primera y tercera.   Las decisiones de los ampáyeres son inapelables.

El lanzador o pitcher dispone de cuatro posibles lanzamientos erróneos o “bolas malas” que permitirían al bateador avanzar a primera base…  Si el pitcher lanza mal la cuarta vez, el bateador consigue una base, sin necesidad de batear la bola.

El bateador dispone de tres fallos al batear o “strikes” antes de ser eliminado o puesto out…  Si el bateador falla por tercera vez una bola buena o intento de bateo, queda eliminado (“ponchado”).  A este recuento de lanzamientos y bateos malos se denomina “cuenta”.

En colaboraciones posteriores iré explicando de manera puntual situaciones del juego y jugadas particulares como el “toquecito”, que no es droga; el fly de sacrificio, que no es un volador de Papantla; así como los doble y los triple plays, etc. etc. etc….

 

Detrás de la red y enredado…

foul

Así inicié en esto del deporte rey por allá de los años 60´s en el parque de béisbol del Tecnológico de la UdeG, aquel estadio ubicado en la confluencia de la Calzada del Ejército y la Avenida Revolución a donde acudía acompañando a mis padres a presenciar los encuentros de los Charros de Jalisco.   Nuestros lugares estaban a un lado del palco del canal radiofónico desde donde aquel locutor polifacético Ignacio “Nacho” González (y digo polifacético porque aparte del béisbol, narraba futbol y hasta la lucha libre desde la Arena Coliseo), transmitía con su singular estilo narrativo el partido en vivo; ahí, protegido por la red que cubre a los aficionados de las bolas que se van de foul detrás del home aprendí las expresiones y costumbres beisboleras… Ahí fue que me enredé en este bello deporte y fue a través de mis inquietudes infantiles que tuve la oportunidad de conocer a los managers y jugadores de esa primer época dorada de nuestros Charros de Jalisco.

 

Primer campeonato Charro

Cananea Reyes
Cananea Reyes

En 1967, a mis 7 años de edad vibré con el primer campeonato ante los Sultanes de Monterrey, equipo al que vencieron con marcador de 8 a 2 para coronarse en casa y ya entre el alboroto y la algarabía logré colarme a la celebración en los vestidores para terminar empapado de vino espumoso y con una camisola de campeón que de lo holgada terminé usando de pijama.

Ese primer campeonato se obtuvo bajo la dirección de Guillermo “Memo” Garibay como manager, siendo respaldado por un estupendo staff de pitcheo encabezado por el diestro cubano Andrés Ayón quien tuvo una temporada de ensueño ganando 25 juegos y perdiendo sólo 6, complementado, entre otros, por Simón Betancourt (12-8), Waldo Velo (9-11) y como relevista Manuel Lugo.

Memo Garibay, aparte de manejar magistralmente su pitcheo combinó en la inicial a Orestes Miñoso con Idelfonso Ruiz, en la segunda a Gabriel Lugo con Domingo Rivera, Winston Llenas en la tercera y en los jardines utilizo sabiamente a Eladio Urías, Francisco “Pancho” García, José “Pepe” Rodríguez, Juan Francisco Menchaca y Benjamín “Cananea” Reyes.

Es importante mencionar que en este tiempo no había aún playoffs y ganaba el titulo el equipo que obtenía más triunfos en la campaña regular, los Charros ganaron 85 cotejos yperdieron 55, culminando con .607 de porcentaje en ganados y perdidos, cinco juegos adelante de los Broncos de Reynosa.

Hasta aquí por hoy, te reitero que está abierto un canal de participación para que tú, querido aficionado, compartas con nosotros tus Anécdotas, Reglas y Remembranzas.

 

Y súmete que te quedó jabón…

 

Hasta la próxima….

 

Alberto Cárdenas Camarena 
acardenas77@hotmail.com