Charros de Jalisco vino, vio y venció

Gran Campaña de Charros
 Gran Campaña de Charros
Gran Campaña de Charros

Nadie en su sano juicio pudo imaginar que con el retorno del beisbol profesional a Jalisco, tras 20 años de ausencia y en una plaza netamente futbolera, Charros llegara a la final de la Liga Mexicana del Pacífico y a la vez disputarle la simpatía de la afición a los tres equipos locales del futbol, dos de los cuales tienen 100 años de historia, arraigo y tradición.

Charros, en alrededor 40 juegos que disputó de local en una temporada de menos de 4 meses y en un estadio con capacidad para apenas 12 mil espectadores, metió a las tribunas 360 mil aficionados; más de los que entran en un año, es decir, en dos temporadas, en los juegos de local de los centenarios equipos de Chivas o de Atlas, que tienen estadios con capacidad para 40 y 55 mil aficionados respectivamente.

La referencia al futbol, que conste, es sólo con el afán de mostrar un indicador que ponga en evidencia el grado de aceptación que obtuvo Charros de Jalisco en su reaparición en la plaza, pero nada podemos decir de conquistas, logros, calidad y desempeño de los deportistas, ya que se trata de disciplinas, entornos, competencias y ligas que nada tienen que ver una con la otra.

Incluso el pronóstico más optimista, el de Armando Navarro, presidente de Charros de Jalisco, quien tuvo que convencer a inversionistas en Jalisco, a los dueños de los 8 equipos de la LMP entre ellos al de Algodoneros de Guasave que tenían problemas económicos que los obligaba a abandonar la franquicia y a los gobernantes de Jalisco y de Zapopan para que impulsaran el proyecto, estaba muy alejado de lo que hoy es una realidad.

Y el propio Armando Navarro lo reconoce cuando se le pregunta directamente si Charros de Jalisco, en su retorno al beisbol profesional, rebasó sus expectativas: «Sí, en un millón de veces».

Así de contundente respondió también el presidente de la Liga Mexicana del Pacífico, Omar Canizales Soto, cuando en el arranque de la serie final por el gallardete se le preguntó si estaba satisfecho de la participación en su debut del equipo Charros: «Estar aquí, ver a esta afición y ver jugar al equipo, es la mejor prueba de que no nos equivocamos».

Charros de Jalisco disputó 68 juegos en la temporada regular, la mitad de ellos en calidad de local, a los que se le sumaron 7 juegos de playoffs en el estadio Panamericano de Atletismo, enclavado en la zona de La Curva, en el centro de Zapopan.

Las estadísticas oficiales de la Liga Mexicana del Pacífico dicen que Charros superó en un 95% tan sólo en la primera vuelta de la competencia, a la cantidad de afición que había metido al parque de pelota en la sede anterior de la franquicia, es decir, en Guasave, Sinaloa.

Pero hay un dato más que deja constancia de lo que sin duda fue una temporada exitosa de Charros, específicamente en el caso de la taquilla. Los Naranjeros de Hermosillo, el equipo más ganador y más taquillero de la LMP, con un historial cercano a los 66 años, el año pasado estrenó estadio con capacidad para 16 mil aficionados y en la temporada anterior en la que conquistó tanto el título de la Liga de Invierno y el de la Serie del Caribe, metió a su estadio 350 mil aficionados, cifra similar a los que acudieron a ver a los Charros.

 

Nace la «Charromanía»

Estadio de los Charros
Estadio de los Charros

 

Por ello, y por los resultados deportivos que se obtuvieron en el torneo de retorno, no es exagerado decir que el retorno del equipo ha despertado la «Charromanía». Por ejemplo, en la venta de accesorios, las gorras se agotaron, incluso se habla de cifras de ventas diarias, por supuesto en días de juego, de un promedio de 500 gorras y 500 playeras.

Hoy, dice Armando Navarro, presidente de Charros, «no hay en Guadalajara quién no conozca a Charros, Charros se ha convertido en un auténtico fenómeno social».

Por lo que toca a los resultados deportivos, Charros, con el subcampeonato, se mantuvo en el buen nivel que el equipo había tenido en su anterior sede, es decir, en Guasave y como Algodoneros, este mismo equipo, concretamente esta misma base de peloteros mexicanos había obtenido dos subcampeonatos en los últimos tres años.

Sin embargo, la diferencia puede estribar en que en esta temporada Charros se convirtió en el mejor equipo del torneo en las dos vueltas de la competencia, en el equipo más ganador, en el equipo más ofensivo, en el equipo más alegre, en el equipo más eficiente.

Y en lo individual, como premio a su eficiencia, se anunció que el segunda base José Manuel «Many» Rodríguez y los pitchers Juan Delgadillo, Carlos Vázquez y Terance Marín, reforzarán al equipo representativo mexicano en la próxima Serie del Caribe.

Por su parte, la Liga Mexicana del Pacífico (LMP) en premio a su buen desempeño, incorporó al infielder, al panameño Márquez Smith, quien durante el rol regular conectara 10 cuadrangulares y cuatro más en los playoffs.

Una muestra más de que Charros fue el mejor equipo de la competencia, fueron los logros individuales del mánager Juan Navarrete, considerado por muchos el mejor mánager del año. El mejor argumento que lo justifica es que el equipo ganó 42 juegos y perdió sólo 26.

Pero hay nombres de peloteros destacados como el de Juan Manuel «Many» Rodríguez, quien igualó su propio récord de hits conquistado el año anterior con 93 imparables, quedando de líder  y sublíder de bateo con .341 de porcentaje.

Japhet Amador, por su parte, conocido como «El Gigante de Mulegé», por el municipio que lo vio nacer en Baja California Sur, se alzó al final de la temporada con el liderato de jonrones con 13 palos de vuelta entera y también fue líder de carreras impulsadas, con 54 compañeros remolcados hasta la registradora.

Por cierto, Japhet Amador, quien jugó la primera base en algunos partidos y también participó como bateador designado, tendrá una nueva oportunidad para enrolarse con el equipo de los Padres de San Diego de las Grandes Ligas.

«Me reportaré con Diablos del México a los entrenamientos, para después concretar una participación que podría tener en Estados Unidos, pero aún no hay nada concreto. Es con San Diego, ya he estado con ellos en campamentos de verano y vamos a ver qué  sucede para poder quedarme en las Grandes Ligas», dijo el bateador de poder del equipo Charros de Jalisco.

Por su parte el joven, pero a la vez ya un experimentado pelotero mexicano, el jardinero derecho de Charros de Jalisco y tercero en el orden al bat, Leo Heras, terminó la competencia como líder de carreras anotadas con 49 y a la vez como líder en bases robadas con 14 hurtos.

En el caso del staff de pitcheo de Charros, también los números fueron contundentes de que se trató del mejor equipo de la Liga, díganlo si no el 2.81 de porcentaje de carreras limpias para Manuel Flores; los 7 juegos ganados de Orlando Lara; los 17 salvamentos de Brian Broderick y los 45 ponches también de Orlando Lara.

 

Lo que viene

 

Omar Canizales, Presidente de la LMP
Omar Canizales, Presidente de la LMP

El presidente de la Liga Mexicana del Pacífico, Omar Canizales Soto, al ver los resultados de Charros, admite tener la tranquilidad de saber que el beisbol no tiene ningún grado de incertidumbre en Jalisco, que cayó de pie y que llegó para quedarse.

Incluso ante la posibilidad de abrir la liga a otros equipos de expansión, Charros se queda y a la lista de los ocho se agregaría eventualmente Tijuana y también de nueva cuenta los Algodoneros de Guasave, una vez que quedó anulada la posibilidad de que Tepic tomara parte en la LMP por falta de un estadio apropiado.

De hecho, adelantándose a la comunicación que oficialmente dará con posterioridad el dueño de Charros, Armando Navarro y el director del Code Jalisco y responsable del Estadio Panamericano de Atletismo, André Marx Miranda, Canizales Soto reveló que hay un proyecto para aumentar la capacidad del estadio, de cara a la siguiente temporada.

El cobijo y el apoyo que mantendrá el Gobierno del Estado hacia el equipo de Charros quedó de manifiesto, luego de que el gobernador, Jorge Aristóteles Sandoval Díaz, recibió este miércoles en Casa Jalisco a los integrantes del equipo de beisbol Charros de Jalisco, subcampeones de la temporada Banorte 2014-2015 de la Liga Mexicana del Pacífico, luego de caer en el quinto partido de la serie (4-1) el pasado lunes 26 de enero ante los Tomateros de Culiacán, Sinaloa.

El mandatario les dijo a jugadores y directivos que la afición de Jalisco ha adoptado al beisbol como otro de sus deportes que llega para quedarse y a los Charros como el equipo con mayor aceptación.

Felicitó a los jugadores por su desempeño en la Liga del Pacífico y los motivó a seguir adelante junto con Armando Navarro, presidente del Club de Beisbol Charros de Jalisco, y el mánager, Juan Navarrete.

También como una muestra de agradecimiento al apoyo brindado a lo largo de toda la temporada, varios peloteros de la escuadra jalisciense firmaron autógrafos y convivieron con la afición el pasado miércoles 28 de enero en el Estadio de Beisbol Charros de Jalisco.

Tras de ello, Charros de Jalisco rompió filas, pero la cita quedó pactada para verse las caras de nueva cuenta en el mes de octubre, previo al arranque de la temporada 2015-2016 de la Liga Mexicana del Pacífico, en la que de nueva cuenta el objetivo será el mismo: El título.