You are here
Home > LMP > Un infielder de guante excepcional

Un infielder de guante excepcional

heber gomez
Discreto, pero eficiente; silencioso, pero efectivo; callado, pero contundente; ágil con el guante, pero implacable con el bat.

Esos son los términos en los que se puede definir el desempeño de Héber Gómez Contreras, el pelotero de Venados de Mazatlán considerado muchos el mejor campo corto de México, quien rebasó ya los 18 años de trabajo ininterrumpido y exitoso, con el bat y con el guante.

Se trata de un pelotero que con su trayectoria pone en entredicho, que el éxito en el beisbol solo sea llegar a jugar en un equipo de Grandes Ligas. Él ha jugado ya 18 años en México, ha disputado ocho finales, ha conquistado tres títulos en la LMP con venados de Mazatlán, ha acudido en dos ocasiones a la Serie del Caribe, ha ganado una y ha conquistado un champion bat.

El beisbol es su vida, es su carrera, es su profesión y a ella se ha entregado con profesionalismo absoluto; a cambio ha recibido todo, incluso a su familia, a su esposa, a sus hijos, que la logró gracias al beisbol.

Héber Gómez llegó a Guadalajara con el equipo líder de la Liga Mexicana del Pacífico, los Venados de Mazatlán y después de una serie que perdieron por limpia ante los jaliscienses, se fueron no sólo con el marcador más escandaloso de un juego en la época moderna de la LMP, con una paliza de 16-0 en el tercer partido de la serie, sino que después de ese revés se hundieron en una mala racha.

Buenos deseos para Charros

En entrevista para los lectores de MUCHO BEISBOL, el parador en corto de Venados de Mazatlán admitió que Charros está jugando muy bien, “no fue una sorpresa que nos hayan barrido en la serie, ellos están jugando mejor, nosotros no hemos hecho las cosas, lo que habíamos venido haciendo”.

“El pitcheo era el que nos estaba manteniendo, ahora nosotros no hemos dado los batazos necesarios para ganar; nos han ganado y es muy merecido”, dijo con cierta dosis de resignación al término del último partido de la serie que perdieron por la escandalosa pizarra de 16-0.

Del debut de Charros en la Liga Mexicana del Pacífico, dijo que se trata de un equipo que ya tiene muchos años, ya formado, con buena base mexicana que es lo que los saca adelante, como fue Algodoneros de Guasave, antes de cambiar de nombre y de ciudad.

Se dijo sorprendido de ver los juegos entre semana con una tribuna al 80% de su capacidad. “Yo veo que la afición los acompaña y les responde todo el tiempo, tienen una muy buena afición, es un gran equipo, es un gran estadio, ojalá y siga muchos años aquí el equipo. Yo siento que es un equipo que llegó para quedarse”, planteó.

En tanto que con la afición de Mazatlán, se disculpó por los resultados en esta mala racha, pero les ofreció pelear todos los juegos. “Sabemos que la temporada es corta y por ello no tenemos mucho margen para dejarnos caer en los excesos de confianza, debemos estar peleando todos los juegos, es lo que pensamos y ganar es lo que queremos, entrar en los playoff aunque en los últimos años no se ha dado. Esa  es la meta principal en este momento”.

Su vida y su familia

Para Héber el beisbol lo es todo, es su vida, es su carrera, es su profesión, es el deporte que más le gusta, incluso es el medio que le ha dado familia, ya que a su esposa la conoció por el beisbol.

A cambio, él le retribuye al beisbol dándole todos los días el mejor esfuerzo, “trabajo al 100%, creo yo que lo hago con mucha disciplina que es lo que se necesita para jugar al beisbol todos los días, de otra manera no se puede”.

Héber Gómez Contreras quien juega con la franela número 34 en el equipo mazatleco, nació en El Carrizal, población situada a unos cuantos kilómetros de Xalapa, Veracruz.

Sin embargo uno de los momentos más importantes de su vida, lo tuvo en Mazatlán, Sinaloa un 24 de septiembre del 2009 cuando se casó con la mujer de su vida. Y así lo relató el portal noreste.com en su sección gente:

“Todo sueño de un beisbolista es conectar un gran slam con casa llena”, ese fue el de Héber Gómez Contreras, parador en corto de Venados de Mazatlán, quien conectó su mejor batazo al contraer matrimonio religioso con Karla Mendoza Bernal.

“Por ese día, Héber dejó el terreno de juego para bendecir su unión con Karla, con quien contrajo matrimonio civil hace ocho años y ya dio fruto: sus hijas, Aranza y Darián”.

Los números y los triunfos

Héber se distinguió desde muy temprano en su carrera profesional por ser un infielder con un guante excepcional y una tremenda ética de trabajo. Inició a los 18 años de edad enfundado con la casaca de los Olmecas de Tabasco, con quienes jugó un total de 7 temporadas.

Ahí hizo un paréntesis en el 2001 para probar suerte en los Lookouts de Chatanooga, entonces sucursal Doble A de los Rojos de Cincinnati en la Southern League, donde apenas vio acción en 10 partidos dejando un promedio de bateo de .189. Lo intentó después con los Diamantes de Arizona, con quienes jugó en AAA.

Pero no se dieron las cosas para triunfar en Grandes Ligas. La explicación sencilla de Héber es: “Fue un asunto entre los buscadores y los dueños de los equipos, que son los que hacen las negociaciones con nosotros”.

Y Grandes Ligas dejó de ser su obsesión: “Yo creo que hay que ser conscientes de que hay momentos para pensar en Grandes Ligas, yo tuve ese momento, no se dieron las cosas; ahora lo que busco es mantenerme jugando en México, en Mazatlán y en Monterrey, que son mis equipos y son con los que busco siempre lograr el campeonato”.

Pero eso no fue un impedimento para que siguiera su carrera triunfal en México en la Liga Mexicana de Verano, en donde se ha desempeñado por 12 temporadas consecutivas con Sultanes de Monterrey, con un desempeño significativo, el pundonoroso para-corto veracruzano logró hace un par de años rebasar la cifra de 1,500 hits de por vida en la Liga Mexicana y con ello pudo ingresar al selecto grupo de 106 peloteros que lo han hecho.

Mientras que su desempeño ha sido más exitoso (en equipo) con Venados de Mazatlán, con quienes ha jugado 8 finales de la Liga Mexicana del Pacífico y ha logrado conquistar 3 títulos. Además conquistó un “champion bat”.

Finalmente vale la pena recordar que Héber Gómez Contreras ha participado en dos ocasiones en la Serie del Caribe, una jugada justamente en Mazatlán y otra reforzando a los Naranjeros de Hermosillo en donde se alzó con el título.

Top